Fermentados, Recetas alcalinas, Recetas Vegetarianas, Sopas
Comentarios 2

Sopa clásica de miso

sopa-de-miso -La Cocina Ortomolecular

Ingredientes

  • 1 cebolla picada finamente
  • 1 zanahoria en rodajas finas
  • 1 hoja de col cortada en juliana
  • 5 cm de alga wakame, remojada y cortada en pequeños trozos
  • 1 litro de agua filtrada o mineral
  • 1 cucharada de aceite de oliva o de sésamo
  • 1 cucharada de miso de cebada (no pasteurizado)
  • Perejil fresco picado

Preparación

Calentar en una cacerola el aceite de oliva y añadir la cebolla picada, saltearla durante 5 minutos y añadir una pizca de sal del Himalaya. A continuación añadir la col, la zanahoria y el alga y cubrir con agua. Tapar y dejar hervir a fuego medio durante 15 minutos.

En un bol colocar el miso y diluirlo con un poco del caldo. Añadirlo a la sopa y dejar cocer a fuego lento sin que hierva durante 3 minutos.

Servir caliente con el perejil fresco picado finamente.

Variantes que se pueden realizar con la preparación de esta sopa

Esta receta es la sopa clásica de miso, pero podemos utilizar cuantos ingredientes se nos ocurra a la hora de elaborar nuestra sopa de miso. Por ejemplo podemos añadir jengibre picado, germinados e incluso utilizar otras verduras como:

Apio, puerro, cebolleta, calabaza, hinojo, setas de todo tipo, legumbres, cereales, tofu o los fideos soba.

Propiedades nutricionales de la sopa de miso

Se trata de una sopa que tonifica la energía, remineraliza y alcaliniza. Activa la circulación sanguínea y elimina el cansancio. Aporta importantes propiedades antirradiactivas y elimina metales pesados del organismo. Potencia la digestión y tonifica los riñones.

Si se le añade seta shiitake ayuda a relajar y desintoxica el hígado, rebaja la hipertensión y ayuda en la eliminación del exceso de proteína animal acumulada en el organismo.


Fuente: esta receta ha sido extraída y adaptada del libro «Revitalízate» del Dr. Jorge Pérez Calvo

 

La Cocina Ortomolecular


¿Quieres recibir en tu email las últimas noticias, recetas y novedades de la mejor cocina terapéutica para la salud?

2 Comentarios

  1. Sandra says

    Cómo es posible que una receta alcalina lleve como ingrediente un vegetal híbrido como la zanahoria que contiene almidón (ácido). He estado leyendo un poco tu blog y lo veo bastante serio e interesante pero este tipo de cosas me desconciertan.

    • Hola Sandra! Gracias por tu comentario. Debes tener en cuenta que un alimento «híbrido» no tiene por qué ser «malo o menos saludable» que otro que no lo es. Aquí se confunde mucho los términos híbridos y transgénicos. Los primeros son modificaciones naturales (que se realizan fuera de laboratorios, en la propia tierra) por agricultores y que utilizan para ello variedades de la misma familia o tipo, pero a diferencia de los transgénicos sin intervención química o molecular dentro de un laboratorio. Esto no tiene porqué dar como resultado un alimento menos sano. Una zanahoria es un híbrido natural que posee propiedades nutricionales interesantes, como muchos otros alimentos de su tipo. Otra cosa bien distinta es que hablase de un alimento transgénico, que no es saludable (por mucho que la industria nos venda que sí lo son, ni saludables ni seguros). Pero una hibridación natural (incluso aunque provocada por el hombre), es algo que los agricultores han practicado durante milenios… Además ni el almidón de una zanahoria es malo ni tiene porqué serlo. Todo debe ser consumido en su justa medida, porque todo es necesario para nuestro organismo. Otra cosa muy distinta es que no puedas tomarlos por una cuestión concreta, por ejemplo alergia a los almidones u otras patologías que te lo impidieran. Pero mi pregunta es: ¿de verdad crees que una zanahoria no es un alimento saludable? Ojo, no te dejes liar con tanta información obsesiva, absurda y nada objetiva que hay por ahí. Intenta ser siempre objetiva y sobre todo, guiarte por lo que a tu cuerpo sabiendo que es sano, le hace bien. Incluso aunque las modas te digan que esto o aquello no es sano. Con los años y la experiencia lo que voy aprendiendo (con muy buenos resultados) es que lo mejor que podemos darle a nuestro organismo, es lo que nos sienta bien y aquello de lo que disfrutamos. Una alimentación verdaderamente sana, no debe estar nunca reñida con disfrutar de la comida/de los alimentos (siempre sanos y ricos), por qué si lo está, entonces ya no tiene nada de sana. Espero que mi respuesta te haya sido de ayuda. Gracias por leer el blog. Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.