Todas las publicaciones etiquetadas: cómo cocinar las algas

algas-cocina-ortomolecular

Las Algas Propiedades y beneficios de las algas marinas en la cocina

Las algas son una extraordinaria fuente de oligoelementos y minerales. En la era actual la industria ha llegado a agotar de tal formas las tierras a causa del cultivo abusivo que la mayoría de vegetales que consumimos prácticamente contienen una minoría de estos nutrientes, esenciales para la salud. A menos que todos las verduras y frutas que comamos sean de estricto origen biológico hay que ser conscientes de las pequeñísimas cantidades de minerales y vitaminas que podemos obtener de estos alimentos. Las algas (los vegetales del mar) son la opción más sabia como fuente de minerales y oligoelementos como el zinc, magnesio, manganeso, calcio e incluso de las vitaminas del grupo B. Poseen la especial capacidad de desintoxicar el organismo de todo tipo de residuos y en especial de metales pesados. Son eficaces depuradoras que además remineralizan y aportan un efecto saciante, por lo cual están muy bien indicadas en todas aquellas dietas donde la pérdida de peso sea el objetivo principal. Son alcalinizantes, estimulantes y energizantes. Existen diversas variedades de algas, y su aplicación …

algas-propiedades -La Cocina Ortomolecular

Cómo cocinar las algas marinas Superfoods marinos

Muchos están interesados en aprender cómo incorporar las algas en su alimentación diaria, pero no saben o no conocen las distintas formas de cocción que requieren cada una o en qué platos usarlas. En este post vamos a aprender tanto el tiempo de cocción así cómo en qué platos van mejor unas u otras. Las algas se cocinan como las demás verduras, al fin y al cabo son las “verduras del mar” pero con un nivel de nutrientes mucho más elevados que éstas. Pueden combinarse con todo tipo de platos, pues se trata de un ingrediente más en nuestra cocina ortomolecular. Lo ideal son entre 5 y 10 gramos de alga seca por persona, y podemos acompañar todo tipo de alimentos: cereales, arroces, otras verduras, caldos, añadirlas a guisos, legumbres, ensaladas, sopas, cremas de verduras e incluso utilizarlas en repostería. Hay que tener en cuenta que las algas secas aumentan su tamaño hasta diez veces cuando se remojan o cocinan. A continuación podemos ver en la siguiente infografía los diferentes tipos de algas más comunes …