Últimas Publicaciones

Calostro para tu sistema inmunitario- La Cocina Ortomolecular

Calostro para tu sistema inmunitario

Compuestos naturales que mejoran la inmunidad

La leche materna humana y bovina está repleta de potentes compuestos que mejoran la inmunidad. En este tipo de leche podemos encontrar oligosacáridos, proteínas antimicrobianas, lactoferrina, citocinas inmunomoduladoras e inmunoglobulinas.

Todos estos factores ayudan al sistema inmunitario a montar el ataque apropiado contra alérgenos, bacterias, virus y otros antígenos. No obstante, no toda la leche materna tiene la misma cantidad de estos importantes compuestos inmunes.

¿Qué es el calostro?

Justo antes de dar a luz y poco después del parto, las glándulas mamarias producen calostro, una forma especial de leche que solo está disponible unos días después del nacimiento. A menudo llamado “primera leche”, posee más anticuerpos que la leche materna normal. Por ejemplo, la investigación muestra que la leche materna humana regular contiene alrededor de 1 mg / ml de IgA, una clase importante de inmunoglobulinas, en comparación con la enorme cantidad de 5 a 12 mg/ml que se encuentra en el calostro.1

Otra inmunoglobulina importante, la IgG, se encuentra en dosis mucho más altas en el calostro. Al reforzar la actividad de la inmunoglobulina en el sistema inmunitario, el calostro brinda protección contra una amplia gama de enfermedades, incluidas algunas infecciosas y varios problemas gastrointestinales.2


Beneficios para la salud del calostro en forma de suplemento

Algunos de sus beneficios para la salud surgen de su capacidad para mejorar la inmunidad, reducir la inflamación y sanar el intestino.

Apoyo inmunológico

Calostro apoyo inmunológico- La Cocina Ortomolecular
Apoyo inmunológico con suplementos de calostro

La inmunidad activa es cuando el sistema inmune está en el proceso de combatir una infección; mientras que la inmunidad pasiva es cuando el cuerpo obtiene anticuerpos de forma natural en preparación para una pelea futura. El calostro funciona mejorando la inmunidad pasiva que prepara al cuerpo para luchar una vez que entra en contacto con una célula extraña.3 Los fagocitos son células inmunes que comen esos invasores extraños.

Un ensayo cruzado aleatorio, doble ciego, controlado con placebo de 2012 mostró que una dosis única de calostro bovino aumentó significativamente la actividad fagocítica.4 Ese mismo estudio mostró un aumento a corto plazo en la actividad de las células asesinas naturales una o dos horas después de consumirlo. Es otra indicación de que el calostro prepara al sistema inmunológico para luchar.

Además, puede ser especialmente beneficioso durante la temporada de resfriados y gripe. La investigación demuestra que el calostro profiláctico ayuda a reducir el número y la gravedad de las infecciones del tracto respiratorio superior en niños y adultos.5

En este sentido, un estudio de 2003 con hombres adultos mostró que el calostro bovino redujo significativamente el riesgo de infección del tracto respiratorio superior en comparación con el placebo.6 Otro ensayo de 2010, que incluyó ejercicio prolongado como factor estresante físico, mostró que cuatro semanas de suplementación con calostro bovino ayudaron a prevenir la disminución de los parámetros de inmunidad innata y mejoraron la recuperación de la función de neutrófilos.7


Inflamación

La inmunidad y la inflamación van de la mano, por lo que no es sorprendente que el calostro tenga un efecto antiinflamatorio. De hecho, es una gran fuente de antioxidantes y factores de crecimiento que pueden ayudar a crear una respuesta inflamatoria saludable en el cuerpo.8 El calostro bovino también reduce la activación del factor nuclear (NF) kB, que es una vía proinflamatoria clave.9

Calostro-salud intestinal-inflamación- La Cocina Ortomolecular
Control de la inflamación y salud intestinal con calostro

Salud intestinal

Muchos problemas asociados con el bienestar del intestino tienen un componente inflamatorio, por lo que tiene sentido que el calostro también sea bueno para la salud intestinal. Se ha demostrado que el de tipo bovino ofrece una protección significativa al revestimiento de esta zona del cuerpo. Un estudio doble ciego controlado por placebo de 2017 mostró que 500 mg de calostro al día durante 20 días redujeron la permeabilidad intestinal en comparación con el placebo.10 Este estudio presentó a 16 atletas durante la temporada alta de entrenamiento, con un 75% del grupo de calostro que tenía una mayor permeabilidad antes del inicio del estudio.

Las úlceras también son una afección inflamatoria en el intestino. Las dos causas principales de úlceras pépticas en los Estados Unidos son la presencia de Helicobacter pylori (H. pylori) y el uso de AINE. Un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego de 2015 mostró que la suplementación con calostro bovino fue capaz de erradicar el H. pylori.11 Y una investigación temprana in vivo demostró que el calostro bovino ayudó a prevenir el daño intestinal inducido por AINE.12

Además, según la investigación, el calostro bovino alivia la diarrea infecciosa infantil. Un metanálisis de 2019, con cinco ensayos clínicos aleatorios, ha probado que “redujo significativamente la frecuencia de las heces, la aparición de diarrea y la detección de patógenos”.13


Incluye suplementos de calostro en tu rutina de salud

Suplementos de calostro
Suplementos de calostro para reforzar nuestro sistema inmunológico

Hay muchas maneras de mantener un sistema inmunológico fuerte, y una de ellas es con los suplementos de calostro. Como lo indica claramente la investigación, este ingrediente “mejora las defensas inmunes, ayuda a controlar la inflamación y favorece la salud del intestino”.

Obviamente no debemos olvidar que se trata de un complemento alimenticio y que la base siempre debe ser una dieta saludable, variada y equilibrada.

Asimismo, otros suplementos, como la vitamina C, actuarán en sinergia con el calostro potenciando y mejorando su acción por lo que conviene también tenerlos en cuenta.


Autor invitado

Mikel García Iturrioz

Director técnico del herbolario online
Misohi Nutrición.

Referencias

1. Ulfman LH, Leusen J, Savelkoul H, et al. Effects of bovine immunoglobulins on immune function, allergy and infection. Frontiers in Nutrition. 2018;5:52.

2. Hurley WL, Theil PK. Perspectives on immunoglobulins in colostrum and milk. Nutrients. 2011;3(4):442-474.

3. Godhia ML, Patel N. Colostrum — its composition, benefits as a nutraceutical: a review. Current Research in Nutrition and Food Science. 2013;1(1):37-47.

4. Jensen GS, Patel D, Benson KF. A novel extract from bovine colostrum whey supports innate immune functions. Preventive Medicine. 2012;54:S124-9.

5. Saad K, Abo-Elela M, El-Baseer K, et al. Effects of bovine colostrum on recurrent respiratory tract infections and diarrhea in children. Medicine. 2016;95(37).

6. Brinkworth GD, Buckley JD. Concentrated bovine colostrum protein supplementation reduces the incidence of self-reported symptoms of upper respiratory tract infection in adult males. European Journal of Nutrition. 2003;42(4):228-32.

7. Davison G, Diment BC. Bovine colostrum supplementation attenuates the decrease of salivary lysozyme and enhances the recovery of neutrophil function after prolonged exercise. British Journal of Nutrition. 2010;103(10):1425-1432.

8. Yadav R, Angolkar T, Kaur G, Buttar HS. Antibacterial and anti-inflammatory properties of bovine colostrum. Recent Patents on Inflammation & Allergy Drug Discovery. 2016;10(1).

9. Lee A, Pontin M, Kosmeri E, et al. Assessment of adipogenic, antioxidant, and anti-inflammatory properties of whole and whey bovine colostrum. Journal of Dairy Science. 2019;102(10):8614-8621.

10. Halasa M, Maciejewska D, Baskiewicz-Halasa M, et al. Oral supplementation with bovine colostrum decreases intestinal permeability and stool concentrations of zonulin in athletes. Nutrients. 2017;9(4):370.

11. Playford RJ, Floyd DN, Macdonald CE, et al. Bovine colostrum is a health food supplement which prevents NSAID induced gut damage. Gut. 1999;44:653-658.

12. Hu D, Zhang F, Zhou J, et al. The clearance effect of bovine anti-Helicobacter pylori antibody-containing milk in O blood group Helicobacter pylori-infected patients: a randomized double-blind clinical trial. Journal of Translational Medicine. 2015;13:205.

13. Li J, Xu Y, Jiang J, Song Q. Bovine colostrum and product intervention associated with relief of childhood infectious diarrhea. Scientific Reports. 2019;9:3093.


Créditos de imágenes

Google imágenes y canva.com

La Cocina Ortomolecular


¿Quieres recibir en tu email las últimas noticias, recetas y novedades de la mejor cocina terapéutica para la salud?

12 alimentos procesados que puedes comprar sin miedo

12 Alimentos procesados que puedes comprar sin miedo

No todo lo procesado es tan malo

Todos sabemos que los alimentos procesados en sí no son muy amigos de la salud. No obstante, algunos alimentos procesados, por su naturaleza conservan sus propiedades nutricionales y podemos consumirlos sin ningún miedo.

Más allá de los “alimentos tradicionales protegidos” que no se pueden alterar en su preparación más de lo necesario tales como el café o la mantequilla entre otros, los siguientes alimentos procesados, puedes añadirlos a tu cesta de la compra sin problemas.

Los alimentos procesados que enumero aquí, son los más seguros de los que puedes encontrar hoy en día. El proceso al que han sido sometidos para su elaboración, implica que su composición nutricional ha sido mínimamente alterada, y por tanto conservan buena parte de su calidad y lo que es muy importante: su seguridad para consumo humano.

Una buena y sensata idea para nuestro bolsillo, es plantear una cesta de la compra donde las verduras y frutas fueran ecológicas y el resto de los alimentos pudieran ser de procesados, pero siempre sabiendo qué alimentos escoger.

Y entre ellos, los que menos perjudiciales puedan ser para nuestra salud por su proceso de elaboración. No debemos olvidar leer con atención las etiquetas de los productos. Esto nos ayudará a confirmar los ingredientes y el nivel de procesado de los mismos.


La OMS y los grupos de alimentos

La OMS clasifica los alimentos por grupos, especificando en cada uno de ellos cuáles se consideran naturales y mínimamente procesados, ingredientes culinarios y los ultraprocesados.

Grupo 1: naturales y mínimamente procesados

En este grupo encontramos verduras, leguminosas, tubérculos, frutas, nueces, semillas. Pescados, mariscos, carnes, aves, huevos, leche.

Yogur natural o la mantequilla tradicional y algunos quesos. Aquí encontraremos todos los procesos de conservación que no conllevan la adición de aditivos ni conservantes.

Grupo 2: ingredientes culinarios

Especias, hierbas (secas), harinas, aceites, almidones, azúcar, sal y vinagre.

Grupo 3: procesados y ultraprocesados

Son los que llevan aditivos, conservantes, saborizantes, etc. Los que sí debemos evitar o al menos minimizar su consumo al máximo. Ej. sopas de sobre, snacks, margarina, galletas, salsas, todo tipo de platos preparados, refrescos, etc.

Lo ideal es que en nuestra cesta de la compra, tengamos mayor cantidad de alimentos del grupo 1 combinados con los del grupo 2 y por supuesto muy pocos o ninguno del grupo 3.


Los 12 alimentos mínimamente procesados que puedes añadir a tu cesta de la compra sin ningún miedo

1- Pasta integral y alimentos derivados de cereales integrales

12 alimentos procesados que puedes comprar sin miedo-La Cocina Ortomolecular
Pasta de cereales integrales y aceite de oliva virgen

La pasta integral, también el pan integral siempre que sea de calidad. Éstos pueden estar elaborados ya sea por trigo integral cien por cien, o bien por cualquier otra variedad de cereales en grano integrales.

Sobre el pan integral procesado: hay muchas marcas por supuesto y por tanto muchas composiciones diferentes. En este caso es obligación leer las etiquetas y comprobar los ingredientes que se han empleado en la elaboración. Cuantos menos haya en la lista, mejor es el pan. Y los hay. Sí, hay panes procesados de harina y otros cereales integrales con apenas aditivos y muy pocos ingredientes, y puedes probarlos sin ningún miedo. Incluso hoy en día los encontrarás en tu supermercado habitual hasta elaborados con masa madre.

Además este año ha entrado en vigor un nuevo reglamento en toda la UE donde se debe garantizar que un producto elaborado a partir de cereales integrales sea auténtico e indicar el porcentaje del mismo en los ingredientes. Una garantía más que tenemos los consumidores.

2- Yogur natural

El yogur natural: sin azúcar, ni edulcorantes, ni frutas ni sabores ni aromas. Sólo yogur de toda la vida. Incluso para el niño pequeño que está empezando con estos alimentos. Nada de petisuis.

12 alimentos procesados que puedes comprar sin miedo-La Cocina Ortomolecular
Yogur natural. Pescado congelado y conservas de pescado

3- Legumbres en bote de cristal

Las legumbres en bote de cristal. La recomendación es lavarlas muy bien antes de emplearlas en una elaboración. Son muy prácticas cuando no se tiene demasiado tiempo para cocinar y salvan muchos platos, convirtiéndolos en menús saludables. Además las legumbres son muy versátiles y nos permiten utilizarlas en numerosas preparaciones.

4- Pescados congelados

Los pescados congelados, son muy seguros, sobre todo si no vamos a consumirlos en el momento. Para quienes quieran cuidarse del anisakis o de la posibilidad de contraer cualquier otro tipo de parásito esta es la mejor solución.

5- Café natural molido

El café natural no torrefacto (tostado con azúcar). Sólo natural. Al café no se le puede añadir ningún otro proceso más que el de molerlo y mantenerlo en estrictas condiciones de temperatura y envasado al vacío para que no se generen en él bacterias de ningún tipo.

Siempre que compres café molido debes comprobar que el envase es duro como una piedra. Esto es un buen indicativo de que al envase no le ha entrado aire y por tanto es seguro.

Si el envase presenta partes en las que lo notes blando o los dedos se te hunden cuando lo aprietas, no lo compres. Y por supuesto, huye de los sucedáneos: cápsulas, instantáneos, etc.

6- Aceite de oliva virgen

El aceite de oliva virgen extra, sigue siendo el rey de los aceites. Es un alimento “protegido” y por tanto no puede ser alterado. Lo compres donde lo compres, ya sea de producción de toda la vida en el súper o en una tienda ecológica, el aceite de oliva virgen, siempre será un alimento de los buenos. Primera presión en frío y en envase de cristal oscuro, mejor.

7- Mantequilla

La mantequilla, puesto que es un alimento tradicional al que está prohibido añadirle ningún aditivo que desvirtúe su composición. Como mucho deberías encontrar en el súper de toda la vida, una variedad con sal añadida, algo que en mi opinión en una mantequilla no hace falta. Elige siempre la tradicional sin sal. Entierra la margarina forever.

8- Infusiones de hierbas

12 alimentos procesados que puedes comprar sin miedo-La Cocina Ortomolecular
Infusiones de hierbas y especias

Las infusiones de hierbas del súper: sí, aunque no sean todas “ecológicas” las hay de marcas muy buenas que están genial. Sólo son composiciones de hierbas con diferentes fines: digestivas, relajantes, quema grasas, diuréticas, respirar mejor, etc. Consúmelas sin miedo. Enriquécelas con una buena miel.

9- Especias

Las especias, sólo se trata de las especias trituradas (polvo) si es el caso o su grano entero, como por ejemplo la pimienta en grano. Que no falten en tu despensa.

10- Quesos elaborados de forma tradicional

Los quesos por norma, son elaborados a partir de su fórmula tradicional. Pero cuidado, no todos. Por esta razón siempre hay que leer las etiquetas. Hablamos de los quesos curados, semicurados o blandos siempre que sean creados de forma tradicional.

Los hay que sí son ultraprocesados y llevan una buena cantidad de aditivos. Estos hay que evitarlos, pero los que estén elaborados de forma natural, adelante con ellos. En los súper los hay de ambos.

11- Frutos secos naturales a granel

Son los que mejor conservan sus aceites y no tienen sal ni azúcares añadidos porque no han sido tostados. Elígelos siempre que puedas. Por suerte hoy en día, vemos cada más en los supermercados la posibilidad de comprarlos de esta forma.

12- Conservas de pescado

Las conservas de pescado azul de pequeño tamaño al natural. Cierto es que suelen venir en lata, pero en algunas ocasiones también las podemos encontrar en bote de cristal.

Sea como sea, una conserva al natural de pescado es un alimento seguro, sobre todo por el proceso al que son sometidas en el momento de su elaboración. Entre otras cosas, son muy seguras en la prevención del botulismo.

Un consejo muy importante a la hora de comprar conservas de pescados, si compramos latas es elegir las que no estén abolladas ni golpeadas, pues si lo están el riesgo de que sean contaminadas por toxina botulínica es bastante alto.

Evita las latas en mal estado (ni siquiera deberían estar en un estante si están así) y escoge sólo aquellas que no presentan deformaciones.


Alimentos seguros, consúmelos sin miedo

En mi libro Los aditivos y otros venenos, ¿necesarios? (Mandala Ediciones, 2013) hablo ampliamente acerca de lo que es un alimento natural, procesado y ultra procesado y en qué consisten todos ellos. También explico muy a fondo por qué algunos de estos procesos son imprescindibles para que podamos contar con alimentos “más seguros” hoy en día.

Lejos que lo que muchos creen, no todo lo “procesado” es malo para nuestra salud, ni todo lo natural es bueno siempre. Hay que interesarse en conocer los procesos y las razones acerca de porqué algunos alimentos sí o sí necesitan de éstos. Gracias a algunos de esos procesos de elaboración hemos logrado reducir las intoxicaciones alimentarias o algunas de las enfermedades más mortales producidas por bacterias o virus alimentarios.

Además tranquiliza mucho saber, que actualmente la UE tiene normativas muy estrictas que la industria debe respetar y cumplir acerca del procesamiento de ciertos grupos de alimentos, que no pueden alterarse dentro de esos procesos; y cuya elaboración es necesaria para que el alimento sea seguro.

Muchos de los procesos de conservación que se emplean, representan métodos eficaces de prevención en el alto riesgo que se correría por contagio de virus o bacterias alimentarias potencialmente dañinas para nuestra salud y vida.

Por todo esto, te aseguro que puedes sin ningún miedo comprar todos los alimentos que te menciono más arriba. Se trata de alimentos clasificados dentro de los de “grupo 1: alimentos naturales y mínimamente procesados” según la OMS y algunos del grupo 2, ingredientes culinarios.

Son seguros, están mínimamente procesados y los encuentras fácilmente en tu supermercado habitual. 


Créditos de imágenes

Photo by Sabri Tuzcu on Unsplash

Food photo created by freepik – www.freepik.com

La Cocina Ortomolecular


¿Quieres recibir en tu email las últimas noticias, recetas y novedades de la mejor cocina terapéutica para la salud?

Remedios naturales para el TDAH en niños

Remedios naturales para el TDAH en niños

Remedios naturales para el TDAH en niños: nutrición, sueño, ejercicio y suplementos

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos del desarrollo neurológico más comunes en niños con un aumento del 42% en la tasa de diagnóstico entre 2003 y 2011.1,2

Una de las conclusiones más claras es que cada vez resulta más importante encontrar tratamientos naturales viables para este trastorno.


¿Qué es el TDAH?

El TDAH se considera un trastorno del desarrollo neurológico definido por el comportamiento impulsivo, hiperactivo e inatento. En general, se trata de una combinación de los siguientes síntomas:

  • Problemas de concentración.
  • Hiperactividad.
  • Dificultad para mantenerse organizado.
  • Mala gestión del tiempo.
  • Pobres habilidades de organización.
  • Fácil distracción.
  • Inquietud.
  • Interrupciones frecuentes.
  • Acciones impulsivas.
  • Olvidarse de completar tareas.

Los niños diagnosticados con este trastorno tienen más probabilidades de tener una afección coexistente. Pueden verse reflejados en uno, o varios, de los siguientes casos que mencionamos a continuación:

  • Dificultad de aprendizaje.
  • Dificultades de conducta, incluidos el comportamiento antisocial, la lucha y el trastorno de oposición desafiante.
  • Ansiedad y/o depresión.
  • Desorden bipolar.
  • Síndrome de Tourette.
  • Abuso de sustancias.
  • Propensión a orinarse en la cama.
  • Trastornos del sueño.

Se considera que una combinación de factores genéticos y ambientales juegan un papel en el desarrollo del TDAH. Estos pueden incluir:

  • Exposición al alcohol, drogas o humo de cigarrillo durante el embarazo.
  • Bajo peso o falta de oxígeno al nacer.
  • Exposición a toxinas ambientales durante el nacimiento o durante los años de desarrollo.
  • Cabe destacar que es más común en hombres.
  • Lesión al cerebro.

Los investigadores sugieren un enfoque múltiple para el tratamiento del TDAH en niños.3

En este artículo analizaremos el papel que la nutrición, el sueño, la actividad física y los suplementos naturales pueden desempeñar en el tratamiento para ayudar a los niños que sufren este trastorno.


Nutrición y TDAH

Remedios naturales para el TDAH en niños: ejercicio y nutrición
Remedios naturales para el TDAH en niños: ejercicio y nutrición

Investigaciones recientes sobre el TDAH parecen encontrar una asociación entre los aditivos alimentarios y la prevalencia del trastorno.4 No obstante, se necesita más investigación sobre este asunto, ya que los estudios que analizan esta conexión podrían ser propensos al sesgo de publicación, dado que tienden a centrarse en una muestra pequeña.5

Las intolerancias y las alergias alimentarias también se han relacionado con el TDAH.6,7 Algunos estudios han utilizado una dieta de eliminación para ayudar a identificar los desencadenantes de los alimentos. Este tipo de dieta implica eliminar las posibles causas de los problemas alimentarios, como gluten, lácteos, soja, huevos y nueces durante un período de tiempo específico. Más tarde, cada alimento se va introduciendo de uno en uno en el transcurso de las semanas, mientras se monitorea cualquier cambio de comportamiento.

Además, las personas con TDAH deben seguir las siguientes pautas nutricionales:

  • Reducir o eliminar el azúcar y los carbohidratos refinados.
  • Aumentar la cantidad de grasas saludables ingeridas (aguacate, aceite de oliva, nueces y semillas).
  • Comer proteínas de calidad.
  • Ingerir vegetales de hoja verde.
  • Es recomendable tomar de 5 a 7 porciones de frutas o vegetales por día.

Controlar el sueño

Remedios naturales para el TDAH en niños: higiene del sueño en el TDAH infantil
Remedios naturales para el TDAH en niños: higiene del sueño en el TDAH infantil

Entre el 25 y el 50% de las personas con diagnóstico de TDAH experimentan problemas para dormir. Los síntomas más comunes incluyen problemas para conciliar el sueño, despertarse por la noche y reducir la duración de descanso.8 Las personas con TDAH tienen el doble de probabilidades de sufrir insomnio, lo que puede exacerbar aún más los síntomas y los trastornos del estado de ánimo.9

El insomnio puede ser un síntoma de TDAH debido a cambios en el ritmo circadiano y la regulación de los niveles de melatonina. Cabe señalar que también puede ser un efecto secundario de los medicamentos utilizados para tratar el insomnio, particularmente los estimulantes. Los niños que toman estimulantes tienen el doble de probabilidades de sufrir trastornos del sueño.10

Por lo tanto, es crucial desarrollar y mantener un seguimiento adecuado del sueño, ya que esto ha demostrado ser útil en niños con TDAH. De hecho, un estudio de 12 semanas siguió a niños que pasaron por un programa de entrenamiento para dormir.11 Descubrieron que quienes completaron el programa habían mejorado el estado de ánimo y las relaciones sociales.

Los siguientes consejos pueden servir para mejorar la higiene del sueño en niños con TDAH:

  • Terminar la última comida al menos 3 horas antes de acostarse.
  • No es aconsejable irse a dormir a altas horas de la noche. Lo ideal sería conciliar un sueño pleno de 7 a 9 horas. En caso de que se acostase muy tarde, un buen consejo sería ir a la cama 15 minutos antes cada noche. Esto ayudará a normalizar los ritmos circadianos.
  • Es importante detener toda actividad electrónica al menos una hora antes de acostarse. Por lo que es conveniente reducir el tiempo de pantalla de cualquier dispositivo cerca de la hora de ir a la cama.
  • Instalar un filtro de luz azul en todos sus dispositivos electrónicos. También se puede invertir en unas gafas con este tipo de filtro para ayudar a mantener la calidad de la vista.
  • Apagar todo tipo de luces que puedan entorpecer el sueño o la oscuridad.
  • Si se ronca o respira por la boca, sería recomendable consultar a un dentista, ya que conduce a un mal sueño.
  • No son apropiadas las multivitaminas y otros suplementos que aumenten la energía a altas horas de la noche, ya que pueden mantenerlo despierto.
  • Tratar de mantener los horarios de vigilia y de sueño los fines de semana. Es uno de los consejos más difíciles de seguir, requiere mucha práctica y fuerza de voluntad.

Practicar ejercicio físico

Múltiples estudios han comentado los beneficios de incorporar programas de ejercicios para niños con TDAH.12 El ejercicio, principalmente el aeróbico y el yoga, tiende a mejorar los síntomas de este trastorno. Ayuda a mantener las habilidades motoras y la función cognitiva; también puede evitar episodios de ansiedad.

Por otra parte, hay estudios que han encontrado formas de mejorar la interacción entre profesores y alumnos con TDAH.13 Destacan, entre otras, el procesamiento de información o el desempeño en lectura y matemáticas.14


Suplementos para el TDAH

Remedios naturales para el TDAH en niños: suplementos para el TDAH
Remedios naturales para el TDAH en niños: suplementos para el TDAH

De cara a los resultados en las últimas investigaciones, se ha identificado una serie de nutrientes que pueden ser útiles para abordar los síntomas del TDAH. Para empezar, una amplia fórmula multivitamínica/multimineral (multinutriente) mejora los síntomas de este trastorno y el estado de ánimo general según los informes de profesores de niños con TDAH.15

Concretamente, se ha demostrado que el mineral magnesio mejora la función cognitiva y la sintomatología en los niños que tienen TDAH y que tienen deficiencia de magnesio.16

Por otra parte, los ácidos grasos Omega-3 (EPA y DHA) mejoran los síntomas del TDAH.17 En otro estudio se ha demostrado que el sulfato de zinc disminuye la hiperactividad, la impulsividad y mejora la socialización en niños con este trastorno. Para ir un paso más allá, la suplementación con sulfato de zinc en combinación con ácidos grasos Omega-3 parece mostrar mayores mejoras.18,19

Un reciente estudio incluyó 95 niños y adolescentes de 6-18 años, siendo 66 participantes los que completaron el estudio. Los participantes recibieron bolsitas que contenían placebo o 1.000 mg de DHA (Omega-3), 90 mg de EPA (Omega-3), 150 mg de DPA (Omega-3) más 4,5 mg de vitamina E (D-alfa-tocoferol) como antioxidante y 0,94 gramos de carbohidratos. Las dosis variaban en base al tamaño (peso) del niño. Una bolsita diaria para los niños que pesaban 32 kg o menos y dos bolsitas diarias para los niños que pesaban más de 32 kg.

Después de 6 meses de suplementación, los resultados en las puntuaciones de la Escala para la Evaluación de los Trastornos por Déficit de Atención con Hiperactividad, completados por los padres de los niños y los adolescentes, mostraron que los suplementos de DHA condujeron a efectos beneficiosos de los síntomas de TDAH.20


El TDAH un trastorno multifactorial

El TDAH es una trastorno multifactorial, con factores epigenéticos, genéticos y ambientales que juegan un papel importante. Los tratamientos estimulantes tienden a seguir siendo el estándar, pero hoy en día se debe considerar un enfoque múltiple, que incluya la nutrición, los suplementos, el sueño y los hábitos de ejercicio, junto a la psicoterapia específica.


Autor invitado

Mikel García Iturrioz

Director técnico del herbolario online
Misohi Nutrición.

Referencias

1. Faraone SV, Sergeant J, Gillberg C, Biederman J. The worldwide prevalence of ADHD: is it an American condition?. World Psychiatry. 2003;2(2):104–113.

2. Visser SN, Danielson ML, Bitsko RH, Holbrook JR, Kogan MD, Ghandour RM, Perou R, Blumberg SJ. Trends in the parent-report of health care provider-diagnosed and medicated attention-deficit/hyperactivity disorder: United States, 2003-2011. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry. 2014 Jan;53(1):34-46.e2.

3. Madzhidova S, Sedrakyan L. The Use of Dietary Interventions in Pediatric Patients. Pharmacy (Basel). 2019;7(1):10.

4. Stevens LJ, Kuczek T, Burgess JR, Hurt E, Arnold LE. Dietary sensitivities and ADHD symptoms: thirty-five years of research. Clin Pediatr (Phila). 2011 Apr;50(4):279-93.

5. Nigg JT, Lewis K, Edinger T, Falk M. Meta-analysis of attention-deficit/hyperactivity disorder or attention-deficit/hyperactivity disorder symptoms, restriction diet, and synthetic food color additives. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry. 2012 Jan;51(1):86-97.e8.

6. Pelsser LM, Frankena K, Toorman J, Savelkoul HF, Pereira RR, Buitelaar JK. A randomised controlled trial into the effects of food on ADHD. Eur Child Adolesc Psychiatry. 2009 Jan;18(1):12-9.

7. Pelsser LM, Buitelaar JK, Savelkoul HF. ADHD as a (non) allergic hypersensitivity disorder: a hypothesis. Pediatr Allergy Immunol. 2009 Mar;20(2):107-12.

8. Weissenberger S, Ptacek R, Klicperova-Baker M, et al. ADHD, Lifestyles and Comorbidities: A Call for an Holistic Perspective – from Medical to Societal Intervening Factors. Front Psychol. 2017;8:454.

9. Mohammadi MR, Mostafavi SA, Keshavarz SA, et al. Melatonin effects in methylphenidate treated children with attention deficit hyperactivity disorder: a randomized double blind clinical trial. Iran J Psychiatry. 2012;7(2):87–92.

10. Efron D, Jarman F, Barker M. Side effects of methylphenidate and dexamphetamine in children with attention deficit hyperactivity disorder: a double-blind, crossover trial. Pediatrics. 1997 Oct;100(4):662-6.

11. Keshavarzi Z, Bajoghli H, Mohamadi MR, Salmanian M, Kirov R, Gerber M, Holsboer-Trachsler E, Brand S. In a randomized case-control trial with 10-years olds suffering from attention deficit/hyperactivity disorder (ADHD) sleep and psychological functioning improved during a 12-week sleep-training program. World J Biol Psychiatry. 2014 Dec;15(8):609-19.

12. Medina JA, Netto TL, Muszkat M, Medina AC, Botter D, Orbetelli R, Scaramuzza LF, Sinnes EG, Vilela M, Miranda MC. Exercise impact on sustained attention of ADHD children, methylphenidate effects. Atten Defic Hyperact Disord. 2010 Mar;2(1):49-58.

13. Neudecker C, Mewes N, Reimers AK, Woll A. Exercise Interventions in Children and Adolescents With ADHD: A Systematic Review. J Atten Disord. 2019 Feb;23(4):307-324.

14. Pontifex MB, Saliba BJ, Raine LB, Picchietti DL, Hillman CH. Exercise improves behavioral, neurocognitive, and scholastic performance in children with attention-deficit/hyperactivity disorder. J Pediatr. 2013;162(3):543–551.

15. Rucklidge JJ, Eggleston MJF, Johnstone JM, Darling K, Frampton CM. Vitamin-mineral treatment improves aggression and emotional regulation in children with ADHD: a fully blinded, randomized, placebo-controlled trial. J Child Psychol Psychiatry. 2018 Mar;59(3):232-246.

16. Starobrat-Hermelin B, Kozielec T. The effects of magnesium physiological supplementation on hyperactivity in children with attention deficit hyperactivity disorder (ADHD). Positive response to magnesium oral loading test. Magnes Res. 1997 Jun;10(2):149-56.

17. Richardson AJ. Omega-3 fatty acids in ADHD and related neurodevelopmental disorders. Int Rev Psychiatry. 2006 Apr;18(2):155-72.

18. Bilici M, Yildirim F, Kandil S, Bekaroğlu M, Yildirmiş S, Değer O, Ulgen M, Yildiran A, Aksu H. Double-blind, placebo-controlled study of zinc sulfate in the treatment of attention deficit hyperactivity disorder. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry. 2004 Jan;28(1):181-90.

19. Salehi B, Mohammadbeigi A, Sheykholeslam H, Moshiri E, Dorreh F. Omega-3 and Zinc supplementation as complementary therapies in children with attention-deficit/hyperactivity disorder. J Res Pharm Pract. 2016 Jan-Mar;5(1):22-6.

20. Rodríguez C, García T, Areces D, Fernández E, García-Noriega M, Domingo JC. Supplementation with high-content docosahexaenoic acid triglyceride in attention-deficit hyperactivity disorder: a randomized double-blind placebo-controlled trial. Neuropsychiatr Dis Treat. 2019 May 8;15:1193-1209.


Créditos de imágenes

Designed by Freepik

Photo by Pineapple Supply Co. on Unsplash

La Cocina Ortomolecular


¿Quieres recibir en tu email las últimas noticias, recetas y novedades de la mejor cocina terapéutica para la salud?

Tiramusú de açaí

Tiramisú con algarroba y açaí

Un tiramisú con ingredientes bio y sabrosos!

Ingredientes:

  • Bizcocho de espelta (puede ser casero o bien comprado en un supermercado bio)
  • 4 tazas de leche vegetal (a elección, puede ser de soja, avena, almendras, etc.) con algarroba
  • 150 gr. de azúcar de caña integral
  • 4 huevos frescos de corral
  • 250 gr. de mascarpone
  • Algarroba ecológica en polvo
  • Açaí en polvo bio
  • Vasitos de cristal transparente para montar las porciones del postre

Preparación

En un bol separar las yemas de las claras y reservas éstas para montarlas más tarde.

Si el bizcocho no lo hemos encontrado a trozos, habrá que cortarlo en rectángulos o pequeños cuadrados para montar mejor el postre.

Para preparar la crema batir en un bol las yemas con los 150 gramos de azúcar de caña integral y los 250 gramos de mascarpone hasta integrar todo muy bien y reservar.

Batir las claras a punto nieve e ir incorporándolas a las yemas con el azúcar y el queso poco a poco y de forma envolvente. Mezclar todo muy bien hasta obtener una crema homogénea.

Mojar el bizcocho con la leche vegetal con algarroba e ir montando el postre. En vasos individuales iremos colocando una capa de bizcocho y taparemos con un poco de crema, otra capa de bizcocho y otra de crema y así hasta llenar el vasito. Se debe acabar con un poco de crema siempre.

Acabaremos la presentación con una decoración de açaí espolvoreado por encima y un poco de algarroba también en polvo. Podemos terminar con unas virutas de chocolate negro o bien con alguna baya de nuestra elección: arándanos, moras, grosellas, frambuesas…

Meter en la nevera a enfriar al menos un par de horas.


Este es un postre muy sencillo con ingredientes saludables, aunque con algo de grasa (queso mascarpone, huevos) con lo cual conviene no abusar.

No obstante al añadir la algarroba, el açaí y las bayas le aportamos propiedades antioxidantes y por supuesto un toque muy original para una receta clásica que suele gustar a casi todos, al mojar el bizcocho de espelta con bebida vegetal de algarroba.

El tiramisú originariamente se prepara con café, amaretto y cacao (y los bizcochos son al huevo), y si lo deseamos podemos utilizar estos ingredientes por supuesto. Aquí os presento una variante con superalimentos que siempre son bienvenidos en la cocina.

Podemos incluso reinventar el tiramisú con cualquier otro superalimento de nuestro interés, por ejemplo: acerola, goji, matcha, camu-camu, lúcuma, moringa, algas, etc. Y como bebida para mojar el bizcocho cualquier otra que se nos pueda ocurrir, así como el tipo de bizcocho que nuestra creatividad nos permita experimentar.


La Cocina Ortomolecular


¿Quieres recibir en tu email las últimas noticias, recetas y novedades de la mejor cocina terapéutica para la salud?

La cúrcuma puede influir sobre la microbiota intestinal

La cúrcuma puede influir sobre la microbiota intestinal

Beneficios de los curcuminoides en la salud intestinal

Los resultados de un reciente ensayo clínico sugieren que los curcuminoides que se encuentran en la cúrcuma modulan la composición y población de las bacterias intestinales y potencialmente ofrecen beneficios para la salud del huésped.

Los resultados de un reciente ensayo clínico sugieren que los curcuminoides que se encuentran en la cúrcuma modulan la composición y población de las bacterias intestinales Clic para tuitear

Los participantes que se suplementaron con los ingredientes activos que se encuentran en la cúrcuma y la pimienta negra (curcumina y piperina, respectivamente) experimentaron un aumento del 7% de la diversidad bacteriana en sus intestinos mientras que los participantes que tomaron placebo experimentaron una disminución del 15%.

Este estudio piloto se añade al nuevo pero creciente cuerpo de literatura sobre cómo las bacterias del intestino humano interactúan con los componentes químicos que ingieren y cómo esa interacción puede afectar a la salud del individuo.

Los datos sobre los efectos de la curcumina y la cúrcuma en la microbiota intestinal son aún insuficientes y se carece de este tipo de estudios en humanos”, escribieron los autores afiliados a varias universidades del sistema universitario de California (EE.UU.) en el estudio publicado el mes pasado en la revista científica Journal of Evidence-Based Integrative Medicine.

Sin embargo, añadieron que se han realizado varios estudios en animales que sugieren que los ingredientes de plantas como la cúrcuma y la pimienta negra, que se han utilizado desde hace milenios en Asia, por ejemplo como parte del sistema de la medicina Ayurveda de la India, podrían afectar a la diversidad microbiana.

Efecto similar al prebiótico

Los investigadores describieron los efectos de la cúrcuma sobre la composición de la microbiota intestinal como parecidos al de los prebióticos. “No se trata exactamente de un prebiótico”, argumentaron. “Porque la curcumina no sirve como una fuente de energía directa para la microbiota comensal y, por ello, no cumple completamente la definición de prebiótico”.

En su lugar, proponen que su efecto parecido a los prebióticos se podría deber a los efectos indirectos basados en las alteraciones de la fisiología del huésped, como el cambio en la función de barrera a través de la supervivencia selectiva de las bacterias locales u otros microorganismos.

Nuestros resultados dejan claro que se necesitan estudios adicionales con cohortes más grandes para comprender completamente los efectos de la curcumina y la cúrcuma en la microbiota intestinal y cómo estos efectos contribuyen en los conocidos beneficios sobre la salud de algunas plantas” añadieron.

Detalles del estudio

Fueron 30 participantes los que participaron en el estudio pero solo 14 de ellos lo completaron de principio a fin. Teniendo en cuenta la cantidad de participantes inicial los investigadores los dividieron en tres grupos; 10 al grupo de placebo, 10 al grupo de la cúrcuma y 10 al grupo de la curcumina.

La diferencia entre el grupo de la cúrcuma y la curcumina era que los que pertenecían a este último recibieron suplementos que contenían una forma estandarizada de curcumina extraída de la cúrcuma.

Se determinaron los cambios en la microbiota intestinal mediante la secuencia 16s rDNA de muestras de heces. Los participantes recibieron 180 comprimidos en la visita inicial (primera semana) y otros 180 comprimidos en la segunda visita (cuarta semana). Los participantes visitaron el laboratorio de investigación en la proyección del estudio, al inicio, en la cuarta semana y en la octava semana.

Un total de 3 participantes del grupo placebo, 5 participantes del grupo de la curcumina y 6 participantes del grupo de la cúrcuma proporcionaron las muestras fecales para el análisis, por lo que 14 participantes completaron el estudio.

La microbiota de todos los participantes mostró una variación significativa en el tiempo y una respuesta individualizada al tratamiento. Entre los participantes que respondieron, tanto la cúrcuma como la curcumina alteraron la microbiota intestinal de una manera muy similar, lo que sugiere que la curcumina puede impulsar la mayoría de los cambios observados en sujetos tratados con cúrcuma.

Este estudio piloto en sujetos saludables ha generado potencialmente más preguntas intrigantes de las que ha contestado completamente y subraya la complejidad de los estudios de intervención en humanos que tratan de estudiar los efectos de la potencialmente poderosa fitoterapia”, escribieron los autores.

Los estudios futuros que incluyen una cohorte humana más amplia aclararán si la microbiota “sensible” que identificamos aquí es representativa y si las respuestas menos prevalentes de nuestros datos podrían definirse claramente con participantes adicionales”.


Referencias

Peterson CT, Vaughn AR, Sharma V, Chopra D, Mills PJ, Peterson SN, Sivamani RK. Effects of Turmeric and Curcumin Dietary Supplementation on Human Gut Microbiota: A Double-Blind, Randomized, Placebo-Controlled Pilot Study. J Evid Based Integr Med. 2018 Jan-Dec;23:2515690X18790725.

La Cocina Ortomolecular- Misohi Nutrición Herbolario Online
Mikel García Iturrioz – Autor invitado

La Cocina Ortomolecular


¿Quieres recibir en tu email las últimas noticias, recetas y novedades de la mejor cocina terapéutica para la salud?

Dieta y suplementos para el otoño-invierno de La Cocina Ortomolecular

Dieta y suplementos para el otoño-invierno

Reforzar el sistema inmune en épocas de frío

Con los cambios de estación fortalecer nuestro organismo y adaptar la dieta al clima es importante para proporcionarle a nuestras células los nutrientes necesarios para hacer frente al invierno.

No tenemos el mismo tipo de alimentación en las estaciones de calor y frío. Y tener esto en cuenta a la hora de adaptar nuestros ciclos ajustándolos al de la naturaleza requiere cierta planificación.

En épocas de frío estamos más expuestos a sufrir resfriados, catarros, alergias por los cambios de estación, gripes, etc. Todo ello podemos prevenirlo (en la medida de lo posible) con una dieta bien planteada, con alimentos fortalecedores que calienten el organismo y con suplementos específicos para esta estación del año.

Muchas personas además, con el cambio de estación experimentan un cansancio muy profundo hasta que el cuerpo se adapta nuevamente y esto también podemos tratarlo con ciertos suplementos que nos aporten la energía necesaria.


Dieta fortalecedora para el otoño-invierno

En otoño e invierno si estamos en sintonía con nuestro organismo y con los ciclos sabios de la naturaleza, con toda probabilidad el cuerpo nos pedirá alimentos cocidos, calientes o templados y más grasos (grasas saludables).

Nuestra dieta en épocas de frío debería incluir los siguientes alimentos:

  • Pescados azules y blancos y aves (y si eres más omnívoro carnes rojas y blancas magras)
  • Legumbres
  • Cereales y pseudo-cereales
  • Frutos secos
  • Semillas
  • Verduras y hortalizas de estación
  • Frutas ricas en vitamina C y bayas de estación
  • Miel ecológica
  • Aceite de oliva virgen, de nuez, de sésamo
  • Bebidas vegetales enriquecidas con vitaminas y minerales
  • Especias que calienten como la cúrcuma, jengibre, canela, nuez moscada, pimienta negra
  • Infusiones digestivas como el boldo, la manzanilla, el cardo mariano, diente de león
  • Chocolate con un 70% o más de cacao, sin azúcar ni leche, o chocolate de algarroba
  • Pan y pasta integral
  • Superalimentos como la acerola, maca, acaí, baobab, camu-camu, lúcuma, goji
  • Algas y setas
  • Alimentos fermentados como el yogur o el kéfir
  • Hierbas frescas

Formas de cocción saludables para las épocas más frescas del año

Horno, vapor, guisado, hervido, escalfado, plancha, rehogado. Deberíamos optar por platos calientes o templados, cocidos o semicrudos y evitar también las bebidas demasiado frías, sobre todo por la noche y a partir de las 18 horas en adelante, puesto que es a partir de esa hora cuando nuestra capacidad digestiva merma y nuestro organismo tiene menos energía. Al cenar alimentos cocidos y templados estamos ayudando a que sintonice mejor con los ciclos fríos de la naturaleza (aunque excepcionalmente esta regla no siempre se da en todas las personas).

En estas épocas del año algunos platos ideales son: cremas de verduras con algas, cereales y pseudo-cereales, sopas, potajes y guisos, pescados y aves al horno con verduras y purés.

Por la noche podemos incluir infusiones digestivas o relajantes según nuestras necesidades. Para adaptarnos al nuevo cambio horario de invierno, también podemos tomar infusiones que nos ayuden a conciliar el sueño como la melisa, la melatonina, amapola, valeriana, pasiflora.


Suplementos para el otoño-invierno

Para fortalecer nuestro sistema inmune y aumentar el nivel de energía, podemos echar mano de los siguientes suplementos:

  • Equinácea
  • Ginseng siberiano
  • Rodiola (adaptógeno)
  • Vitamina C
  • Complejo vitaminas B
  • Jalea real, Propóleo
  • Vitamina D3
  • Bisciglinato de magnesio
  • Probióticos
  • Zinc, cobre, manganeso
  • Vitamina B9 o ácido fólico (sobre todo si ingerimos menor cantidad de verduras y hortalizas crudas de hoja verde oscuro)
  • Tomillo, uña de gato

El consejo es siempre que busquemos un suplemento de buena calidad y en dosis óptimas guiados por un profesional. No hace falta tomarlos durante toda la época de frío, pero sí es aconsejable hacerlo al principio del otoño y entrado el invierno y siempre que realmente lo necesitemos.

Personalmente a mí la equinácea me da muy buenos resultados, así como el complejo B y la vitamina C con zinc y propóleo. También la vitamina D3 en dosis de al menos 4000 UI diarias durante algunas semanas y los complejos de probióticos con variedad de cepas y a partir de 10 mil millones de microorganismos por cápsula. Para hacer frente al cansancio los bisciglinatos de magnesio son fantásticos y si me cuesta conciliar el sueño una infusión de melatonina con pasiflora, amapola y valeriana es la mejor opción.

La Cocina Ortomolecular


¿Quieres recibir en tu email las últimas noticias, recetas y novedades de la mejor cocina terapéutica para la salud?