Últimas Publicaciones

Glorioso Supernutrientes

Empieza un año Súper Glorioso Supernutrientes para la vida

Supernutrientes para la vida

Los supernutrientes son alimentos funcionales con propiedades nutricionales increíbles que están en plena conquista de nuestra cocina. Clic para tuitear

Pero, ¿qué es concretamente un supernutriente?

Un supernutriente o superfood (superalimento) es un alimento cuyas propiedades nutricionales son excepcionales. Aportan nutrientes variados en cantidades importantes y pueden llegar a representar una solución muy buena para aquellas personas que no desean tomar suplementos pero sí estar bien nutridos exclusivamente a través de la alimentación.

La mayoría de superfoods serán además de una calidad excelente, preferiblemente de origen ecológico y con sello vegano y clasificados por grupos o funciones:

  • Hongos
  • Bayas
  • Tesoros de la colmena
  • Tés
  • Semillas
  • Algas
  • Verdes
  • Frutas
  • Pseudo-cereales

Todos son perfectos para la realización de diferentes elaboraciones culinarias: postres, batidos y smoothies, cremas de verduras (que deben añadirse en crudo), patés vegetales, repostería, bebidas vegetales, etc. Contienen elevados niveles de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales, fitonutrientes (antioxidantes), fibras y proteínas y todos son bajos en calorías y grasas. Se trata de alimentos con altísimo valor nutricional que deben haber sido muy poco procesados y tener una “denominación de origen” para cumplir con la etiqueta de “supernutriente” o “superalimento”.

Además podemos incluirlas en nuestra alimentación habitual de forma diaria: por ejemplo: en el desayuno los que nos aporten más energía, si estamos a dieta aquellos que nos ayuden a perder peso, si nuestro sistema inmunológico es débil, fortalecerlo con un superfood inmunoestimulante. Hay superfoods para prácticamente cada necesidad nutricional que tengamos!


Cómo escoger el mejor supernutriente

Yo personalmente recomiendo siempre escoger una marca de confianza, con garantías y sellos de calidad (ecológica, vegana, bio). Otra cuestión muy importante a tener en cuenta, es el origen del superfood, que debería ser visible en el envase o al menos tener fácil acceso a esta información. No es lo mismo un té matcha de China que uno auténtico de Japón. Por lo tanto estar atentos al lugar de donde proceden también es importante para asegurarnos una excelente calidad nutricional.


Cómo tomar un supernutriente

Cada superalimento tiene sus indicaciones, pero básicamente tomaremos una medida entre pequeña y mediana del que hayamos escogido. Todo depende también de la forma en que lo preparemos. Los encontraremos en forma de polvo para facilitar su incorporación con otros alimentos.

En un smoothie una o dos cucharadas soperas pueden ser bastante de uno, mientras que si nos preparamos un té matcha una cucharadita de postre será suficiente. Cada superfood suele traer sus recomendaciones y formas de uso, aunque en realidad podemos ser todo lo creativos que queramos en la preparación de platos con superalimentos.

Se recomienda tomarlos en crudo preferiblemente, por ello son también empleados en la elaboración de “raw food”.


Una lista de los supernutrientes más consumidos y que más beneficios aportarán a tu salud

 Puedes ver las propiedades de cada uno pinchando en cada enlace:

También hay “mezclas” llamadas “blend” que aúnan en un mismo preparado varios de estos superalimentos para obtener así todas sus propiedades potenciadas. Por ejemplo para una dieta alcalinizante o depurativa podemos optar por un Green Glory (una mezcla potente de supernutrientes depurativos) o para fortalecer nuestro sistema inmunológico un Immune Glory (ambos de Glorioso Supernutrients) ideal para no pillarnos ni un resfriado en todo el invierno o para quiénes deban cuidar su sistema inmune con más atención.

 


PROMOCIÓN GLORIOSA!

Empieza teniendo un año Glorioso con estos maravillosos superfoods! Accede a esta promoción increíble utilizando el código “BIONUTRICIÓN” en tu pedido y benefíciate de un 10% de DESCUENTO!

Glorioso - Supernutrients

Con Glorioso y La Cocina Ortomolecular empieza el año reforzando tu salud con alimentos naturales, funcionales y sabrosos!


 

Sales del mundo -La Cocina Ortomolecular

Sales del mundo y sus propiedades

Los distintos tipos de sales que existen y su propiedades minerales

¿Sabías que existen al menos una docena de distintos tipos de sales?

En este post te cuento, cuáles son, de dónde proceden y sus propiedades nutricionales y aplicaciones gastronómicas.

En la cocina biológica no renunciamos ni al sabor ni a las últimas tendencias y novedades en cuanto a alimentación, si además nos aportan valiosas propiedades nutricionales, podemos optar por elegir aquella que nos venga mejor según nuestros gustos o necesidades.


Tipos de sales y cómo se obtienen

La sal tiene un importante peso en la historia de la humanidad. Fue empleada como uno de los conservantes más utilizados durante cientos de años y sigue siendo empleada en la industria como parte de los conservantes actuales.

Existen 3 de tipos de sales, según el proceso de obtención de las mismas:

  • Marina y de manantial: se obtienen por evaporación
  • Gema o de roca: es de extracción minera de roca mineral (halita)
  • Vegetal: obtenida por concentración al hervir plantas gramíneas

Sales del mundo

Sal azul de Persia: esta sal procedente de las montañas de irán, debe su particular color azulado a la fosilización natural de un mineral llamado silvinita. Es rica en potasio, hierro, calcio y magnesio y aporta un sabor intenso y un regusto algo dulce. Es ideal para platos que tengan como ingrediente principal carnes blancas y pescados.

Sal roja de Hawaii: se trata de una sal marina que contiene óxido de hierro proveniente de la arcilla volcánica Alaea. Los hawaianos la emplean como parte de sus dietas desintoxicantes. Posee un sabor suave (que recuerda a los frutos secos) y por supuesto un alto contenido en hierro y en menor cantidad magnesio, potasio y calcio. Es perfecta para carnes a la parrilla, ya sean aves, mariscos y pescados o carnes. No obstante en esta sal se han llegado a distinguir 80 tipos de minerales naturales diferentes, no siempre saludables, aunque su contenido es ínfimo podemos encontrar en su composición zinc, cobre, arsénico, plomo, mercurio y cadmio, con lo cual debe ser consumida solamente de forma muy ocasional. También conocida como sal Molokai roja.

Sal negra de Hawaii: una sal muy particular, que debe su color negro a la adición de carbón activado a partir de cáscaras de coco quemado. Su proceso de producción es delicado y lento, realizándose a través de la evaporación solar de agua de mar en sartenes solares herméticamente sellados, lo que permite que la sal se forme con todas las propiedades de sus minerales. Es muy apreciada por su capacidad de desintoxicar de forma natural. Aporta un sabor ahumado a todo tipo de platos donde puede ser empleada: verduras, carnes, pescados o aves. Esta sal debe añadirse en el plato, después del cocinado y no durante, puesto que el calor disuelve los cristales dejando en el fondo del recipiente los residuos negros añadidos. Su composición en minerales es igual a la de la sal roja de Hawaii. Conocida como sal Molokai negra o perla negra.

Sales ahumadas: tenemos la conocida, procedente de la Sierra Nevada de Granada. En teoría se extrae de un río subterráneo de agua salada de Granada (pero no he conseguido averiguar de cuál exactamente). Se emplea particularmente para aportar el sabor de “parrilla” a los platos (carnes, aves y pescados), pero también puede ser empleada en verduras, sopas y guisos. En cuanto a su composición en minerales es similar al resto de sales, libre de aditivos químicos y fabricada de forma natural. Existen muchos tipos de sales “ahumadas” y su sabor depende de las maderas empleadas durante el proceso, otra de ellas es la sal ahumada de Halen Môn en escamas y de color gris.

Sal del desierto de Kalahari: extraída de las salinas de Makgadikgadi (sabana de Botswana) y de las salinas de Etosha (Namibia), dos de las salinas más grandes del mundo. Secada bajo el sol del desierto, se considera de máxima pureza y rica en minerales (magnesio, potasio, calcio). Tiene un característico color marfil y un matiz intenso que sube el sabor de los platos donde se añade. Apto para todo tipo de elaboraciones.

Sal de bambú: de origen coreano, esta sal marina es fabricada a partir de su introducción en cañas de bambú selladas con arcilla amarilla. Se someten a temperaturas de más de 1000ºC en hornos con maderas de pino durante 10 horas (un proceso que se repite hasta 9 veces). Se obtiene de esta forma una sal muy rica en minerales (calcio, fósforo, magnesio, hierro, manganeso, cobre, potasio y zinc) siendo considerada una sal altamente alcalina (pH 10,5). Posee propiedades terapéuticas que son muy valoradas en oriente y se han realizado numerosas investigaciones acerca de las mismas. En este enlace puedes leer más acerca de sus bondades. Puede ser empleada en todo tipo de elaboraciones.

Sal verde con bambú de Hawaii: esta sal marina se mezcla con una infusión de extracto de bambú, logrando su brillante color verde. De sabor delicado, aromatiza todo plato donde se emplea: cocina asiática, vegetales, sopas, carnes, aves y pescados. Es rica en minerales, aminoácidos y antioxidantes.

Sal piramidal de Chipre: esta sal tan particular que tiene forma de “pirámide” es producida por la propia naturaleza. Es una sal mediterránea muy apreciada por aportar un “toque crujiente” a los platos y puede ser empleada en diversas elaboraciones: pescados, carnes, aves, verduras. Sus propiedades minerales son similares al de resto de sales.

Sal negra de Chipre: es sal marina a la que se añade carbón activado. No se recomienda su uso durante la cocción, sí para añadirla a los platos una vez preparados, aportará un toque distinto y crujiente.

Sal gris de Guérande: procedente de la costa atlántica de Bretaña. De color gris, es una sal natural (sin aditivos) cuya composición en minerales es similares a la de otras sales (potasio, calcio, magnesio, hierro) y de bajo contenido en sodio. Puede emplearse en la elaboración de todo tipo de platos. Se la considera una de las sales marinas de más calidad que existen. Se la suele encontrar mezclada con algas, lo que la hace ideal para la preparación de platos asiáticos.

Sal dulce de Utah: procedente de las minas de Bonneville (Utah, EE.UU), se extrae por evaporación del agua del lago donde se produce. Aunque se trata de un tipo de sal, posee un sabor dulce y suave que puede emplearse en aves, pescados y verduras, o bien como ingrediente de otros condimentos. Es rica en potasio y calcio.

Sal negra Kala Namak: esta sal originaria de la India y de procedencia volcánica tiene un alto contenido en hierro y bajo en sodio. Posee un sabor sulfurado y como su sabor recuerda al del huevo (por su elevado contenido en azufre), se emplea ampliamente en la cocina vegana. Se la conoce como la sal negra del Himalaya y forma parte también de la cocina “Ayurvédica” por sus propiedades medicinales. Puede emplearse en la elaboración de todo tipo de platos.

Sal rosa del Himalaya: baja en sodio y rica en minerales como magnesio, calcio y potasio. Puede emplearse en todo tipo de preparaciones culinarias y es la sal por excelencia para hipertensos por su capacidad de impedir la retención de sodio.

Sal rosada de los Andes: también conocida como sal de Maras, se extrae por evaporación de un río salado en las montañas andinas de Perú y Bolivia. Se sospecha que el origen de este río se debe a un desvío del océano que pasa por los subsuelos de las montañas, originado hace millones de años. Es rica en minerales (calcio, hierro, cobre, magnesio, zinc) pero baja en sodio. Puede emplearse en todo tipo de elaboraciones culinarias y como la sal rosa del Himalaya, es apta para hipertensos.

Flor de sal: de origen marino y completamente natural. Se forma en la superficie del agua de mar de las salinas marítimas. Es una sal gourmet muy reconocida, rica en minerales (calcio, magnesio, potasio) y con un sabor muy característico. Puede ser empleada en todo tipo de platos. En la actualidad podemos encontrar flor de sal con especias, hierbas, algas o la clásica natural. También tenemos flor de sal de diversos origen, en todos los casos, sus propiedades son las mismas y su calidad gastronómica también. La más famosa y apreciada es la flor de sal de Camargue (conocida como el “caviar de las sales”).

Sal Ámbares del Eoceno: una sal poco conocida extraída de las cordilleras de los Pirineos, del antiguo mar de Eoceno (fosilizado hace más de 40 millones de años). Baja en sodio y rica en minerales, es apta para todo tipo de elaboraciones en la cocina.

 Aunque existen algunos tipos de sales más que aquí no hemos mencionado (como la Kosher por ejemplo), estas son las más conocidas y utilizadas.


Sales gourmet

En la actualidad podemos encontrar todo tipo de sales marinas enriquecidas con especias, hierbas, algas, pimientas, hortalizas, cáscaras de frutas, etc. Son un interesante ingrediente para dar un toque diferente y especial a nuestros platos. No debemos abusar de la sal nunca, pero sí disfrutar del sabor que aporta a nuestros platos y paladar.

Incluso podemos experimentar nosotros mismos con una sal marina de buena calidad y enriquecerla con los ingredientes que deseemos: lavanda, cáscara de limón, algas, hierbas, pimientas, etc.

Si quieres un buen sitio donde empezar a probar todas estas sales gourmet con propiedades saludables, puedes visitar este enlace.


El sommelier de la sal

 Recientemente nacida es la imagen del selmelier o lo que es lo mismo, el sommelier de las sales. Asesoran a comensales y chefs y siguen 5 reglas de oro:

  • Para reducir el consumo de sal añadida, hay que dejar de comer comida procesada. Solo así controlaremos la cantidad de sal que ingerimos y que nosotros mismos podemos añadir a nuestros platos.
  • La sal hay que añadirla al finalizar la cocción. Salar siempre con el plato una vez acabado.
  • Utilizar solo sales naturales y de calidad. No sal refinada ni con antiapelmazantes o aditivos.
  • Emplear cada tipo de sal para la elaboración de platos donde se recomienda su uso.
  • Hacer un uso de la sal premeditado, se trata de un ingrediente tan importante como cualquier otro.
Tipos de sales del mundo

Tipos de sales

La Cocina Ortomolecular- Probióticos

Probióticos: aliados de la salud

¿Qué son los probióticos?

El término “probiótico” viene del griego y significa “a favor de la vida”. Fue acuñado en 1965 para definir las sustancias secretadas por algunos microorganismos que estimulan el crecimiento de otros microorganismos, en oposición a los “antibióticos”. En 1974, se cambió la definición y se extendió a “los organismos y sustancias que contribuyen al equilibrio intestinal microbiano”.

Después, hubo una definición aún más completa: “son todos los adyuvantes microbianos dietéticos que benefician la fisiología del huésped al modular la inmunidad sistémica y de la mucosa, también ayudan a mejorar el equilibrio nutricional y microbiano del tracto intestinal”.

Estas descripciones sentaron las bases para la definición que propone la FAO y la OMS: “organismos vivos que ingeridos en cantidad adecuada confieren un beneficio saludable al huésped”.

Beneficios inmunológicos

Los probióticos tienen las siguientes propiedades inmunomoduladoras: ayudan a bajar la respuesta a los antígenos de los alimentos, producen enzimas hidrolíticas y reducen la inflamación intestinal.

Además, aumentan la secreción de IgA, lo que puede hacer bajar el número de organismos patógenos en el intestino, mejorando así la composición de la microflora.

Beneficios no inmunológicos

Asimismo, acidifican la luz intestinal y segregan compuestos antimicrobianos, creando un ambiente negativo para los patógenos.


Fuentes alimentarias y complementos alimenticios

Fundamentalmente, los organismos probióticos se ingieren de dos maneras:

1. Mediante los alimentos fermentados.

2. Mediante los suplementos.

Los alimentos fermentados pueden ser de origen lácteo y vegetal; los más conocidos son el yogur y la col fermentada. Mientras que los suplementos probióticos presentan la bacteria congelada en seco, bien en forma de polvo, cápsula o comprimido.

Independientemente de la forma en que los microorganismos se consumen, los productos que contienen organismos probióticos deben aportar organismos vivos suficientes para tener efectos terapéuticos efectivos.

Alimentos fermentados

YOGUR

Desde hace muchos años, las leches agrias han sido muy populares en los diversos territorios de Europa, Asia y África, siendo considerados productos alimenticios nutritivos y duraderos. Las leches fermentadas también se han utilizado como medicina; sobre todo como ayuda en el tratamiento de las enfermedades gastrointestinales.

La eficacia terapéutica de un yogur depende de las características de las cepas bacterianas que tenga, así como del número de bacterias. En este sentido, la dosis mínima de bacterias viables necesaria en un medio lácteo es de 108 (1.000 millones) por dosis.

Los yogures terapéuticos contienen más de 106 (10 millones) de bacterias viables por mL, por tanto, 100 gramos proporcionan bacterias probióticas suficientes para obtener efectos terapéuticos. Lamentablemente, muchos de los llamados yogures “BIO” con Acidophillus y Bífidus no contienen este nivel mínimo necesario.

¿Entonces…? Si lo que buscamos es realmente un yogur con efecto probiótico, sólo se deberían comprar las marcas de yogur que garantizan tener este nivel de bacterias viables; o aquellas otras a las que se han realizado controles y revisiones de mercado. Una porción de yogur que contenga menos de 108 bacterias viables, posiblemente no tenga ningún efecto medicinal (probiótico) más allá de su contenido alimenticio.

VERDURAS FERMENTADAS

Los alimentos vegetales fermentados han constituido, desde tiempos inmemoriales, un componente importante de la dieta humana; incluso en la época actual, son alimentos comunes en casi todo el mundo.

También hay otras recetas que utilizan como ingredientes básicos los rábanos o los pepinos que, preparados de modo tradicional, contienen cantidades elevadas de bacterias probióticas.


Suplementos de probióticos

La calidad de los suplementos probióticos depende de dos factores principales: el primero, las características de las cepas que contiene el suplemento; y el segundo, la viabilidad adecuada, es decir, que haya un número suficiente de bacterias que sean viables en el momento del consumo.

Organismos que más comúnmente se utilizan como probióticos (listados por género y especie):

  • Especies de Lactobacilos: acidophilus, casei, brevis, plantarum, salivarius, rhamnosus, sporogenes, lactis.
  • Especies de Bifidobacterias: breve, bifidum, infantis, lactis, longum.
  • Especies de Bacilos: coagulans.
  • Especies de Estreptococos: thermophilus.
  • Especies de Enterococos: faecium.
  • Especies de Sacaromices: cerevisiae.
  • Cómo escoger un buen suplemento probiótico

Disponemos de numerosos productos de alta calidad en el mercado.

Alguna de las marcas de mayor calidad son Suplementos Zeus, PiLeje, Sura Vitasan, entre otras.

Cada una de estas marcas dispone de distintas formulaciones, orientadas a una aplicación específica, por ejemplo, para los niños, adultos, candidiasis…

Para que un suplemento probiótico sea eficaz, es necesario que aporte un conjunto de cepas bacterianas testadas clínicamente y con caracteres probióticos complementarios. Estas cepas deben ser capaces de sobrevivir a los ácidos del estómago y las sales biliares, adherirse y desarrollarse en la mucosa intestinal, que sean inhibidores de gérmenes oportunistas y patógenos, que estimulen la inmunidad, etc.

Asimismo, es necesario aportar una cantidad de población bacteriana elevada. Mil millones de bacterias por dosis es el mínimo; por debajo de esta cifra, el efecto es prácticamente nulo.

Conozcamos un poco más acerca de para qué nos puede servir el uso de estos suplementos

Aplicaciones potenciales de los probióticos

La flora intestinal desempeña una función muy importante en la salud de la persona. Los efectos beneficiosos de la flora intestinal son:

  1. La estimulación del sistema inmunitario.
  2. La síntesis de vitaminas B y K.
  3. El incremento de la motilidad y la función del tracto gastrointestinal (TGI).
  4. La mejoría de la digestión y de la absorción de nutrientes.
  5. El alivio de la distensión provocada por el gas abdominal.
  6. La inhibición de patógenos (resistencia a la colonización).
  7. La participación en el metabolismo de importantes componentes y drogas de las plantas.
  8. La producción de ácidos grasos de cadena corta y poliaminas.

Novedades en sus aplicaciones potenciales

Si bien la mayoría de la ciencia de los probióticos se centra en la salud intestinal, sus beneficios potenciales se amplían a otros ámbitos como:

  • Estado de ánimo

El papel de la microbiota intestinal en el desarrollo de los desórdenes neuropsicológicas es muy interesante. Hay datos que apoyan una relación entre la disbiosis (desequilibrio microbiano) en el intestino y trastornos del estado de ánimo, incluyendo la depresión .

Un reciente estudio revisó los resultados de siete estudios previos que evaluaron los síntomas en más de 300 voluntarios sanos antes y después de la suplementación con un probiótico.1

Se incluyeron estudios publicados antes de julio de 2016 que fueron aleatorizados y controlados con placebo, y se midieron los síntomas psicológicos preclínicos de depresión, ansiedad y estrés percibido en voluntarios sanos antes y después de la suplementación con un probiótico.

“El metanálisis demostró que la suplementación con probióticos dio lugar a una mejora estadísticamente significativa en los síntomas psicológicos en comparación con el placebo”, afirmaron los autores del estudio.

  • Intolerancia al gluten

La cepa Bifibacterium longum ES1 presenta las propiedades generales de los probióticos: capacidad de adherirse a la mucina (1-4%) y la supervivencia durante la preparación y el almacenamiento de alimentos: refrigeración, por ejemplo. Sin embargo, las características más interesantes de esta cepa Bifidobacterium son sus fuertes propiedades inmuno-moduladoras y su capacidad para degradar péptidos de gliadina, una glucoproteína presente en trigo y otros cereales.2-5

En este sentido, es importante destacar que el consumo de gliadina causa inflamación intestinal y daño de la mucosa, que normalmente se relaciona con la mala absorción de nutrientes.

En conclusión, la cepa ES1 es un probiótico excelente para los individuos que son sensibles al gluten y los que sufren enfermedades inflamatorias intestinales. Esta cepa probiótica ha sido comercializada en varios productos alimenticios y suplementos nutricionales en Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea.

  • Rendimiento deportivo

Estudios recientes informan de que el microbioma (flora microbiana normal) de los deportistas de élite muestra diferencias en comparación a los no deportistas. Los estudios confirman que ser físicamente activo puede promover el desarrollo de cepas probióticas beneficiosas en el intestino.6-8

En la actualidad se lleva a cabo investigaciones para identificar las diferencias existentes en el microbioma entre atletas de élite y no atletas, así como las bacterias que se modifican antes, durante y después de los eventos atléticos.

Al analizar el microbioma de deportistas se han identificado especies de bacterias concretas que pueden ayudar al rendimiento deportivo.

En palabras de los investigadores, “No sabemos si esto es causa o consecuencia. No hay manera de saber si los atletas ya nacen con un microbioma diferente, o si se debe a años de entrenamiento físico, esto es, consecuencia de una adaptación crónica que determina este microbioma”.

  • Control del peso

Un análisis, publicado en el International Journal of Food Sciences and Nutrition, combinó datos de 25 ensayos aleatorios que evalúan el impacto del consumo de probióticos en el peso corporal y el IMC (Indice de Masa Corporal) en más de 1.900 personas.9

“Este metanálisis demostró que el consumo de probióticos podría reducir el peso corporal y el IMC de forma significativa”, escribieron los autores del estudio, quienes añadieron que los hallazgos podrían “hacer una contribución significativa a la aplicación de probióticos como nuevas terapias en el sobrepeso y la obesidad”.

  • Equilibrio inmunitario

Los estudios han demostrado cómo los suplementos de probióticos apoyan al sistema inmune, reduciendo la incidencia de infecciones del tracto respiratorio en deportistas.10 Un estudios previo ya indicaba que su administración mejoraba la respuesta inmune (aumentando la actividad de las células NK) en fumadores.11

Pero sus beneficios en el apoyo del sistema inmune parecen ir aún más allá.

La esclerosis sistémica es una enfermedad autoinmune que afecta el tejido conectivo del cuerpo. Un estudio llevado a cabo en los EE.UU. y Noruega, encontró que los afectados por la esclerosis sistémica presentaban niveles más altos de bacterias que pueden causar inflamación y niveles más bajos de bacterias que se dice protegen contra la inflamación en comparación con aquellos que no sufren de esclerosis sistémica.12

  • Respuesta de la alergia

El consumo diario combinación de 3 cepas probióticas (Lactobacillus gasseri KS-13, Bifidobacterium bifidum G9-1 y B. longum MM-2), en una dosis total de 3 mil millones de unidades formadoras de colonias por día, durante ocho semanas (durante la temporada de alergias), se asoció con puntuaciones significativamente mejoradas en el cuestionario de calidad de vida de la personas que padecían rinoconjuntivitis en comparación con el grupo que tomó placebo.13

“Hasta donde sabemos, este es el primer ensayo aleatorizado, controlado con placebo, que aborda la relevancia clínica de esta combinación particular de 3 cepas probióticas en la calidad de vida relacionada con las alergias estacionales”, escribieron los investigadores.

  • Salud oral

El Streptococcus salivarius es una de las más numerosas cepas probióticas que se encuentran en la boca de individuos sanos. Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje de personas poseen de forma natural la cepa de S. salivarius denominada BLIS K12. La cepa BLIS K12 fue descubierto originalmente como científicos estudiaron la salud bucal de un niño sano con una salud de su garganta excepcional durante varios años. Los científicos encontraron que la presencia de esta cepa en concreto se asocia con una excelente salud del oído, la nariz y la garganta.

Varios estudios han concluido que el uso de los probióticos orales de S. salivarius K12 mejora la salud oral a través de la reducción de los niveles de patógenos cariogénicos y periodontales, además de otros beneficios de salud importantes como la mejora de la halitosis, el dolor de garganta y las infecciones del oído.14-15

  • Reducción del colesterol

Los resultados de una revisión indican que el consumo de ciertos probióticos puede ayudar a reducir el colesterol LDL y otros factores de riesgo cardiovacular.

El estudio, publicado en Nutrition Reviews, examinó 26 estudios clínicos y dos metanálisis.16

De los probióticos examinados, se encontró que la cepa L. reuteri NCIMB 30242 disminuye el colesterol LDL en adultos hipercolesterolémicos, entre el 8,9% y el 11,6%, en comparación con un placebo. También bajó el colesterol total y mejoró otros riesgos factores para la enfermedad cardíaca coronaria, tales como biomarcadores inflamatorios.

Autor: Mikel García Iturrioz – Director Técnico del Herbolario Online Misohi Nutrición

Misohi Nutrición


Referencias

1. Natalie Colson, et al. Probiotics and Subclinical Psychological Symptoms in Healthy Participants: A Systematic Review and MetaAnalysis. J Altern Complement Med. 2017 Apr;23(4):249-258.

2. Olivares Marta; National Research Council (IATA-CSIC), Castillejo Gemma; Hospital Universitari Sant Joan de Reus, Varea Vicente; Hospital Universitario Sant Joan de Deu, Sanz Yolanda; National Research Council (IATA-CSIC). Efectos de Bifidobacterium longum ES1 CECT 7347 sobre la enfermedad celíaca.

3. Laparra JM, Olivares M, Gallina O, Sanz Y. Bifidobacterium longum CECT7347 modulates inmune responses in a gliadin-induced enteropathy animal model. PLoS One. 2012;7(2):e30744.

4. Medina M, de Palma G, Ribes-Koninckx C, Calabuig M, Sanz Y. Bifidobacterium strains suppress in vitro the pro-inflammatory miliev triggered by the large intestinal microbiota of coeliac patients.

J Inflamm (Lond). 2008 Nov 3;5:19.

5. Olivares M, Laparra M, Sanz Y. Infuence of Bifidobacterium longum CECT7347 and gliadin peptides on intestinal epitelial cell proteome. J Agric Food Chem. 2011 Jul 27;59(14):7666-71.

6. Clarke S.F. et al. Exercise and associated dietary extremes impact on gut microbial diversity. Gut 2014, Volume 63, Number 12, Pages 1913-20, doi: 10.1136/gutjnl-2013-306541

7. Barton W et al. The microbiome of professional athletes differs from that of more sedentary subjects in composition and particularly at the functional metabolic level. Gut 2017, Published online ahead of print, doi: 10.1136/gutjnl-2016-313627

8. Rankin A et al. ‘Microbes in sport’ – The potential role of the gut microbiota in athlete health and performance. British Journal of Sports Medicine 2017, Volume 51, Pages 698-699, doi: 10.1136/bjsports-2016-097227

9. Qingqing Zhang, et al. Effect of probiotics on body weight and body-mass index: a systematic review and meta-analysis of randomized, controlled trials. International Journal of Food Sciences and Nutrition Volume 67, Issue 5, Pages 571-580.

10. Strasser B., et al. Probiotic Supplements Beneficially Affect Tryptophan–Kynurenine Metabolism and Reduce the Incidence of Upper Respiratory Tract Infections in Trained Athletes: A Randomized, Double-Blinded, Placebo-Controlled Trial. Nutrients. 2016 Nov; 8(11): 752.

11. Reale M., et al. Daily intake of Lactobacillus casei Shirota increases natural killer cell activity in smokers. Br J Nutr. 2012 Jul;108(2):308-14.

12. Elizabeth Volkmann E. et al. Systemic sclerosis is associated with specific alterations in gastrointestinal microbiota in two independent cohorts. BMJ Open Gastroenterol. 2017; 4(1): e000134.

13. Dennis-Wall JC, et al. Probiotics (Lactobacillus gasseri KS-13, Bifidobacterium bifidum G9-1, and Bifidobacterium longum MM-2) improve rhinoconjunctivitis-specific quality of life in individuals with seasonal allergies: a double-blind, placebo-controlled, randomized trial. Am J Clin Nutr. 2017 Mar;105(3):758-767.

14. Burton, J. P., S. Cowley, et al. Evaluation of safety and human tolerance of the oral probiotic Streptococcus salivarius K12: A randomized, placebo-controlled, double-blind study. Food Chem Toxicol 2011;49(9):2356-2364.

15. Di Pierro F, Adami T, Rapacioli G, Giardini N, Streitberger C. Clinical evaluation of the oral probiotic Streptococcus salivarius K12 in the prevention of recurrent pharyngitis and/or tonsillitis caused by Streptococcus pyogenes in adults. Expert Opin Biol Ther. 2013 Mar;13(3):339-43.

16. DiRienzo DB. Effect of probiotics on biomarkers of cardiovascular disease: implications for heart-healthy diets. Nutr Rev. 2014 Jan;72(1):18-29.

Porto-Muiños -La Cocina Ortomolecular

Porto-Muiños: Las algas en tu cocina como nunca antes habías imaginado

Pioneros en alimentos innovadores con algas marinas

Porto-Muiños es una empresa cien por cien española (de origen gallego) nacida en 1998 que ha dedicado su camino a la comercialización de las algas (tanto en todo el territorio nacional como internacional). Poco a poco su catálogo de productos ha ido creciendo en el tiempo, hasta llegar hoy a ofrecer una variedad de alimentos basados en las algas marinas de lo más amplio, entre ellos podemos encontrar: sales con algas, azúcares con sabor a algas, infusiones con algas, tallarines y arroces, algas en conservas, salsas y ensaladas y por supuesto las clásicas deshidratadas y en polvo.

En este reportaje te acerco un poco más al mundo de las algas, sus infinitas aplicaciones en la cocina y por supuesto, te ofrezco el descubrimiento de Porto-Muiños, una marca que te sorprenderá por su variedad, creatividad y excelente calidad y experiencia en la elaboración innovadora de alimentos con algas. Esta empresa gallega, ganadora de 20 premios nos cuenta todo lo que necesitamos saber acerca de las algas marinas.

Si quieres saber todo acerca de las propiedades nutricionales de las algas, aquí te dejo este post donde te las cuento con todo detalle.


Las algas del mar a tu mesa

LCO: ¿Cómo nace la idea de incorporar las algas a la elaboración de distintos productos alimenticios?

PM: Cuando nace este sueño, el objetivo que nos guía es hacer que las algas sean un producto común en la dieta cotidiana. Las empezamos a comercializar en conservas, que al principio se estuchaban a mano, con la ilusión de darlas a conocer como un ingrediente más. Entonces la gente nos asociaba con la cocina asiática, que era donde habían observado el uso de las algas en gastronomía, pero lo que nosotros queríamos era que se viera a las verduras del mar como parte de la cocina familiar, es por ello que, como eran muy desconocidas, decidimos elaborar productos típicos de la gastronomía popular incorporando las algas, como por ejemplo: ensaladas, salsas, pastas, arroces, etc.

LCO: Además de los alimentos de elaboración clásica, Porto-Muiños también elabora alimentos de algas con sello ecológico, ¿Puede contarnos como se obtiene esta certificación en cuanto a las algas ecológicas? ¿Qué diferencia existe entre las algas ecológicas y algas que no lo son?

PM: Como bien sabes, para obtener la certificación, hay que cumplir unas pautas: la empresa tiene que estar dada de alta por un organismo competente, debe seguir unos parámetros de trazabilidad, trabajar con principios de sostenibilidad y evitar contaminaciones cruzadas. En Porto-Muiños, estos pasos siempre marcaron nuestra esencia, empezando por cómo evitamos la sobreexplotación, siempre pensando en ser respetuosos con el medio.

En nuestros comienzos, no se certificaban como ecológicos los productos del mar. Fue en el año 2010 que finalmente CRAEGA (la certificadora de agricultura ecológica de Galicia) puso en marcha un protocolo para certificar productos de la acuicultura. Nace en ese momento la oportunidad de certificar las algas como ecológicas. Para nosotros esto no supuso un cambio en nuestra forma de trabajar, salvo en que hubo que registrar ingredientes y procesos. La certificación ecológica también nos permite entrar en tiendas y supermercados ECO, donde poder ampliar nuestra presencia a un público más especializado.

LCO: Teniendo en cuenta el valor nutricional de las algas, ¿son las algas ecológicas mejores en este sentido?

PM: Con la certificación ecológica, hay todo un protocolo de recogida y de proceso en fábrica de las algas que es más respetuoso con la materia prima (por la temperatura a la que se realiza, sin transformaciones agresivas), por lo que a veces encontramos valores nutricionales ligeramente más altos. Al final, se trata de seguir nuestra filosofía de siempre: mimar el producto en todas las fases del proceso.

LCO: Sabemos que Porto-Muiños es una empresa comprometida con la conservación del medioambiente. En la actualidad está implicada en un proyecto cofinanciado por el Fondo Europeo y la Junta de Galicia, llamado “Desarrollo de Espacios Biosaludables Modulares con esencias gallegas de mar y bosque”, puede contarnos en qué consiste exactamente?

PM: El objetivo general del proyecto es crear espacios modulares en un entorno urbano para el esparcimiento y disfrute de la población que contribuyan a reducir la contaminación ambiental y a aumentar el bienestar del visitante o usuario del mismo creando atmósferas y sensaciones saludables.

En concreto, en el marco de este proyecto, Porto-Muiños desarrollará los sistemas y materiales que intentan trasladar al usuario a nuestra costa y a nuestros ecosistemas marinos estimulando nuestros sentidos. Una experiencia de inmersión en nuestras aguas a través del desarrollo de imágenes, aromas marinos, y la percepción del frescor del agua con esencias de algas marinas con propiedades antioxidantes.

LCO: Habéis recibido más de una docena de premios por vuestros productos, todos ellos innovadores y por supuesto altamente nutritivos. ¿Tenéis pensado desarrollar productos nuevos que sigan introduciendo las algas en nuestra cocina de forma creativa y sabrosa de cara al futuro?

PM: Haber recibido estos premios para nosotros es importante, ya que de alguna forma te anima y confirma que vas en buena dirección, pero lo más importante es el cariño de la gente que confía en nuestros productos, y en muchas ocasiones recibimos llamadas felicitándonos por los mismos, lo cual confirma que les han sorprendido de manera grata. Ahora tenemos en la despensa más de 25 ideas que estamos perfilando para próximos lanzamientos.

LCO: ¿Dónde podemos encontrar los alimentos a base de algas de Porto-Muiños? ¿Se pueden comprar directamente a vosotros por internet?

PM: Gracias a la demanda del público en general, podemos encontrarlos en varios supermercados, en fruterías, herboristerías, tiendas gourmet y diferentes plataformas online.

Además, cualquier consumidor que nos encuentre en su tienda habitual de compra puede pedirle al propietario que se ponga en contacto con nosotros y se los haremos llegar.

Cualquier persona que quiera información de recetas o de cómo preparar un alga puede hacer su consulta a través de esta página: http://www.cocinaparanavegantes.com/tienda/es/

LCO: ¿De qué productos vamos a poder disfrutar próximamente?

PM: Efectivamente, estamos trabajando en el desarrollo de nuevos productos y en la incorporación de nuevas algas al mercado. Y es gracias a la prensa, los restaurantes, los chefs y a blogs como el tuyo que está cambiando la cultura de las algas, que se van introduciendo más como ingrediente.

Esto nos motiva a seguir lanzando nuevos productos y presentaciones. Todo el trabajo realizado en los últimos 3 o 4 años nos ha hecho pensar en un abanico de productos que estamos pensando en desarrollar en líneas que ya teníamos y también alguno nuevo con el que esperamos sorprenderos próximamente.

Decirte alguno quizá sería mentirte, porque estamos con pruebas técnicas que veremos hasta qué punto nos van a permitir comercializarlos.


Gracias a Porto-Muiños (y especialmente a David por su exquisita atención) para este reportaje. En  LCO La Cocina Ortomolecular apostamos por marcas comprometidas no sólo con la calidad en cuanto a alimentación saludable, sino también con empresas que se implican en mejorar la calidad de vida de las personas con amplias perspectivas y proyectos.

Algas en su entorno natural, cortesía de Porto-Muiños

Algas Porto-Muiños

Kombu-Espagueti de mar en su entorno natural

 

Algas Porto-Muiños

Alga fucus

Algas Porto-Muiños

Alga kombu

 


Productos y alimentos que puedes empezar a introducir en tu cocina con aromas a mar

A mí personalmente me han encantado los siguientes, que distingo por su calidad y sabor y por supuesto la creatividad que aportan a los platos para ofrecer algo diferente en nuestras mesas y altamente nutritivo.

Alimentos con algas

Selección de alimentos con algas de Porto-Muiños

 

Me gustaría destacar como “delicatessen” las “sales marinas con algas” y la “Salsa Chumichurri de algas”. Por supuesto puedes encontrar todas las algas deshidratadas y en polvo (ideales para preparar batidos por ejemplo) y las infusiones con algas que no te puedes perder en períodos de depuración y para estar correctamente nutridos todo el año!. Si quieres probar con pastas o arroces algo diferentes, las tienes también con algas.

 

Sales marinas con algas para darle a tus platos un toque gourmet con sabor a mar

Sales marinas con algas para cocinar

Sales marinas con algas de mar de Porto-Muiños

 

Algas en polvo, una forma de incorporarlas a tu alimentación como “superfoods”

Algas en polvo- Superfoods

Algas en polvo de Porto-Muiños

 

Las clásicas algas marinas deshidratadas que puedes emplear en la elaboración de todo tipo de platos: ensaladas, cremas de verduras con algas, patés vegetales, infusiones, etc.

Algas secas- deshidratadas

Algas deshidratadas de Porto-Muiños


Incluye las algas en tu cocina!

Te recuerdo que incluir las algas en tus platos te aportará innumerables beneficios para la salud. Debes tener especial cuidado si padeces de hipertensión controlando muy bien la ingesta puesto que las algas aportan una mayor cantidad de sal a tus comidas, también deberás vigilar su ingesta si tienes hipertiroidismo. Puedes emplearlas en elaboraciones especiales o un par de veces por semana si es tu caso.

Ten en cuenta que, cuanta mayor variedad de alimentos saludables incluyas en tu dieta, más vida le estarás aportando a tus células! Y si el sabor del mar te gusta especialmente, desde luego las opciones que te traigo hoy no deberían faltar en tu cocina.

La Cocina Ortomolecular apuesta siempre por la variedad, el equilibrio, la calidad y el compromiso en cuanto alimentación saludable y medioambiental.

 

 

La Cocina Ortomolecular - Baobab

Baobab: toda la salud del fruto africano en tus platos

El baobab, ese fruto africano desconocido para la inmensa mayoría, empieza poco a poco a formar parte de nuestra alimentación saludable.

Pero, ¿qué es exactamente el baobab y qué beneficios para la salud puede aportarnos?

Este fruto, producto de uno de los árboles más antiguos y grandes del planeta, el baobab africano, conocido como el árbol de la vida forma parte de la alimentación tradicional de los países de África. Aunque existen diferentes especies de baobabs (África, Asia y Australia), las más utilizadas en la actualidad para la fabricación de superfoods proceden de África.

Un fruto de baobab nos recordará con toda probabilidad a un “coco”, pues su aspecto por fuera es duro y amarronado conteniendo en su interior la “pulpa” del fruto que es tierna y aromática. En África suele consumirse fresca, pero también en polvo deshidratado pudiendo ser utilizada para la realización de infinidad de elaboraciones culinarias y cosméticas.


Propiedades nutricionales de este maravilloso fruto: lo que el baobab puede hacer por nuestra salud

Podemos destacar en cuanto a su contenido de macronutrientes, un alto porcentaje de glúcidos (aproximadamente del 80%), proteínas y grasas (que contiene en un porcentaje del 1%) y su alto contenido en fibras (45%). Por cada 100 gramos de pulpa encontramos abundante cantidad de vitamina C (550 mg) y vitaminas como B1, B2, B3, B4 (adenina), B6, B9, A, E, calcio, hierro (3 mg por cada 100 gr.), potasio, sodio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, fósforo y ácidos grasos esenciales (aprox. 300 mg por cada 100 gr. del fruto), aminoácidos y fitonutrientes (taninos, polifenoles y flavonoides).

Teniendo en cuenta que su contenido en fibras y vitamina C es alto, está claro que el consumo regular de baobab contribuye al mantenimiento de un excelente estado de salud a todos los niveles y por supuesto a nivel celular.

Sus fibras (insolubles y solubles) y sus propiedades para prevenir las anemias y mejorar notablemente la absorción del hierro lo convierte en un aliado de la salud indiscutible. Por su bajísimo contenido en grasas y elevado aporte de fibras, es apto para personas que deseen perder peso y a la vez estar correctamente nutridas. Se recomienda también su consumo en personas diabéticas. El consumo regular de este fruto fortalece además el sistema inmunológico de manera espectacular.

La vitamina C es una gran inmunoestimuladora, y bien podemos sustituir la toma de suplementos de esta vitamina si incorporamos de forma diaria la toma de dos raciones de baobab en nuestra dieta. La adenina contribuye a la formación de glóbulos blancos potenciando la capacidad inmunológica junto con su aporte de zinc (casi 2 mg por cada 100 gramos).

Ahora que se acerca el cambio de estación hacia el otoño, deberíamos plantearnos añadir dos cucharadas soperas de baobab a nuestros batidos diarios, para reforzar el sistema inmune y prepararnos para el invierno.


El consumo regular de baobabs beneficia:

  • La salud de la piel, por su alto aporte de vitamina C, zinc y antioxidantes (es altamente cicatrizante)
  • La remisión de las anemias (vitamina C, hierro y B9)
  • Fortalecimiento del esqueleto, circulación sanguínea, hipertensión y diabetes (fibras, vitaminas B, A y E, magnesio y calcio)
  • Combate el estreñimiento y también regula las diarreas crónicas por su alto contenido en ambos tipos de fibra
  • Renutre el organismo a nivel celular (por su composición en nutrientes, rica en aminoácidos)
  • Fortalece el sistema inmunológico, previniendo la inflamación (por su capacidad de aumentar la producción de glóbulos blancos gracias a la adenina)
  • Problemas digestivos e intestinales: diarreas, estreñimiento, gases, distensión abdominal, parasitosis, antibacteriano
  • Ayuda a reducir la fiebre por su efecto antipirético
  • Es antiinflamatorio y analgésico natural

En la actualidad, aunque este maravilloso fruto nos llegue en polvo, en sus países de origen no solamente se consume la pulpa o el polvo, sino también las hojas y semillas que aportan otras propiedades. El aceite de baobab también se utiliza para tratamientos y belleza de la piel. Con sus hojas se hacen infusiones y de las semillas se extrae su aceite con propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias.


Cómo incorporar el baobab en tus platos y ganar salud y belleza

Mi recomendación para incluir este increíble fruto en tu dieta diaria habitual, es que lo incorpores en forma de superfood en polvo. Yo personalmente lo utilizo para añadirlo a batidos de frutas y para espesar algunas salsas.

Aunque existen infinidad de marcas que ofrecen baobab en polvo, como siempre te sugiero que mires muy bien la calidad del que elijas puesto que se trata de tu salud. Preferiblemente escoge uno de cultivo ecológico.

Para beneficiarte de todas las bondades del baobab puedes emplearlos en:

  • Batidos de frutas con leches vegetales
  • Salsas con un toque exótico
  • Añadirlo a patés vegetales de legumbres o frutos secos
  • Yogures naturales con semillas, frutas, frutos secos y miel
  • Boles de yogures, frutas y cereales

Yo los elijo con certificado ecológico y por su relación calidad-precio, los mejores que he probado hasta ahora son:

Biosano Tienda Online de productos ecológicos

Superfood Baobab Iswari con certificado ecológico- Biosano Tienda Online de productos ecológicos

Baobab Ecológico de Iswari Superfood que añado a batidos de leches vegetales que combino con algarroba y alguna fruta (nunca más de dos o tres) y como superfood “gourmet” y capricho gastronómico saludable suelo incluir el Despertar de Buda en algunos postres con yogur natural, contiene además mango, chía molida, alforfón, lúcuma, lino y almendra, es un auténtico delicatesen! y si eres vegana y raw es ideal para ti! No contiene gluten ni lactosa, ni azúcares añadidos.

Baobab- La Cocina Ortomolecular

Superfood Mango y Baobab Iswari- Biosano- Tienda Online de productos ecológicos

Iswari en general es una marca que me está gustando mucho (la he descubierto recientemente), pues ofrece variedad de superfoods de origen biológico con una relación calidad-precio muy sensata.

En cuanto a la cantidad de polvo que debes usar en cada elaboración, yo suelo emplear unos 30 gramos diarios entre dos preparados, por ejemplo: una cucharada sopera bien colmada para batidos y otra para yogures, pero puedes tomar hasta 3 cucharadas soperas al día sin ningún problema, pues no presenta ningún riesgo de toxicidad.

Este es un fruto exótico que realmente hace verdadero honor a sus propiedades y beneficios para la salud y que merece enormemente la pena incluirlo en nuestra dieta diaria habitual.

Ethiquable -La Cocina Ortomolecular

Ethiquable, alimentación ecológica de comercio justo

Entrevista A Ethiquable, la marca de alimentación ecológica, sostenible y de Comercio Justo de la Cooperativa IDEAS

En la cocina biológica ortomolecular, estamos comprometidos no sólo con enseñar una alimentación, limpia, natural, sanadora y biológica, sino también en dar a conocer algunas marcas de este tipo de alimentación que creemos merecen ser mencionadas y dadas a conocer por su compromiso con una alimentación de calidad, pero sobre todo por su labor en el mundo.

Hoy abrimos este nuevo ciclo de reportajes de la mano de la marca de Comercio Justo Ethiquable, que pertenece a la cooperativa de economía solidaria y alternativa IDEAS.

He decidido ofrecer esta maravillosa entrevista, puesto que soy consumidora de sus productos y puedo dar fe de lo exquisitos que son además de la calidad que ofrecen. Y lo que es mejor, sé que estoy comprando alimentos de comercio justo, y por tanto contribuyendo también a la mejora de calidad de vida de muchas personas cuyo medio de vida único es el de producir estas materias primas. La diferencia radica en que se les trata justamente, se les paga dignamente por su trabajo y se abren para ellos nuevas oportunidades de crecer. Comprar comercio justo es además ser conscientes de que nuestro planeta es el principal proveedor de las materias primas con las que se fabricarán luego estos alimentos. Y esto significa cuidar de la tierra, evitando la explotación masiva y desmedida, descuidada y dañina de los campos de cultivo, proteger la tierra, la flora y la fauna de estos lugares.

¿Qué más se le puede pedir a una marca de comercio justo? Alimentos bio, sanos, ricos, de productores locales de todo el mundo que cuidan del medio ambiente y de las personas tratándolas justamente.

Entre los países con los que colaboran (América Latina, Sudáfrica y Asia) están: Perú, Colombia, Nicaragua, Paraguay, Haití, Ecuador, Honduras, Bolivia, República Dominicana, Brasil, Costa Rica, El Salvador, México, Filipinas, India, Madagascar, Sri Lanka, Tailandia, Nepal, Tanzania, Túnez y Vietnam. Así mismo tienen una importante implicación en proyectos de integración social en nuestro país y asesoran a empresas y organizaciones públicas en aspectos éticos ecológicos relacionados con la sostenibilidad. Utilizan energías renovables y limpias y fomentan el desarrollo de economías colaborativas entre las regiones y sectores más vulnerables.

Espero que después de este reportaje y de conocer un poco más a fondo qué es el comercio justo y que labor realiza en el mundo, te decidas a probarlos si ya no lo has hecho, merecen mucho que los incluyas en tu cocina!


¿Cómo nace Ethiquable como marca de comercio justo y alimentación BIO?

Ethiquable es una cooperativa que nace en 2003 en Francia, con el objetivo de fomentar los principios de Comercio Justo en su región. En la actualidad cuenta con 74 empleados, de los que 35 son socios-trabajadores. Está situada su sede en Fleurence, una zona rural al Sur de Francia, donde las vistas de campos de cereales hacen recordar a la Toscana italiana. También tiene una oficina comercial en París.

Los empleados tienen al menos el 51% del capital y el 65% de los derechos de voto. Cada socio tiene el mismo derecho a voto, independientemente de su cargo dentro de la empresa. Una persona, un voto.

El 50% de los beneficios generados se invierten en reservas, para mejoras y nuevos proyectos de desarrollo. Desarrollan proyectos en países del sur, dándoles a los productores un precio digno y justo por su producto, y ayudándolos a ser autónomos dentro de sus países de origen.

Así, están apoyando en la construcción de una fábrica en Madagascar, para lograr aprovechar las cosechas de fruta fresca y dar mayor valor añadido a la comunidad.

El grupo Ethiquable tiene filiales en Bélgica, Alemania y España. En nuestro país, es la cooperativa IDEAS la que ostenta su calidad de socio y distribuidor en exclusiva de sus productos.

¿En qué proyectos de eco-sostenibilidad y economía colaborativa estáis implicados?

Ahora mismo apoyan directamente a 40 cooperativas, con un total de 35.000 productores implicados en ellas, todas ellas puestas en marcha con la ayuda financiera y técnica de Ethiquable.

Como IDEAS o Ethiquable-España estamos inmersos en muchos productos de eco-sostenibilidad, pues el 95% de nuestra financiación proviene de banca ética, nuestra energía es verde y proviene de la cooperativa Somenergia, y todos nuestros productos cumplen con los principios del Comercio Justo. Y unimos la economía solidaria del Norte con el Sur. Así por ej. nuestras mermeladas marca IDEAS se realizan en la asociación el Nerpio-Albacete con fruta local y el azúcar golden ligh importada de la cooperativa Manduvira-Paraguay de Comercio Justo. O nuestro café se estucha en grupo AMÁS, organización que apoya, ejerce, impulsa y defiende los derechos de las personas con discapacidad intelectual ubicada en la Comunidad de Madrid. Están comprometidos para que las personas con discapacidad puedan desarrollar su proyecto de vida. Su éxito depende directamente de la energía colectiva y del compromiso de todos/as y cada uno/a de sus empleados.

Puedes ver la Memoria IDEAS 2016 aquí

¿En cuántos países tenéis presencia ahora mismo?

Nuestros productos se distribuyen en España, Portugal, Alemania y Bélgica, además de Francia.

¿Con qué variedad de ingredientes trabajáis ahora mismo y de dónde proceden?

Se trabaja con gran variedad de materias primas: cacao, café, tés, panela, frutas, especias (como cúrcuma, canela), cereales, frutos secos y un largo etc.

Puedes ver los productos que elaboran en el listado al final de la nota.

La materia prima sabemos ahora de donde se obtiene, pero ¿dónde elaboráis vuestros alimentos eco-sostenibles de comercio justo?

Depende de cada caso.

Hay productos que se elaboran, transforman y envasan íntegramente en origen. Es el caso por ejemplo de la panela o la quinoa, de los hongos secos y de muchos otros.

En el caso del café se tuesta y envasa en una fábrica propia (51% del capital, y resto de trabajadores)

Y residualmente, hay productos que se transforman y/o envasan en fábricas tradicionales, normales, eso sí con certificados ecológicos de producción.

¿Podéis contarnos algún caso en el cual vuestra cooperativa de comercio justo haya ayudado a mejorar la calidad de vida de algún colectivo importante?

El impacto positivo del Comercio Justo en la lucha contra la pobreza y como herramienta de desarrollo está sobradamente demostrado (http://ideas.coop/noticias/por-que-el-comercio-justo-es-tan-importante-para-lograr-los-ods/) pero citaremos varios ejemplos concretos.

Es el caso de Tiassalé en Costa de Marfil, donde 40 productores lograron construir un proyecto inédito: producir un cacao sin ningún producto químico y controlar todas las etapas de la transformación post-cosecha. Esta organización campesina propone una alternativa a la crisis del sector (cuyos precios han bajado un 30% y han provocado la migración obligada de muchos campesinos a las ciudades)

O es el caso de FONMSOEAM, Federación de Organizaciones Negras y Mestizas que agrupa a 350 familias de 26 comunidades en Ecuador.

alimentación ecológica de comercio justo

Ethiquable, la marca de Comercio Justo de IDEAS

Gracias al apoyo de Ethiquable , después de 10 años de existencia, FONMSOEAM puede exportar de manera independiente sus productos procesados como la manteca de cacao. El cacao producido se conoce como “cacao nacional”, una variedad de cacao que tiene un aroma fino único, y además, tiene certificación ecológica y de comercio justo.

En la región de Esmeraldas viven principalmente los descendientes de esclavos liberados y refugiados en este región de selva tropical.

Desde l siglo XVII, forman una de las comunidades campesinas que poseen una rica cultura afro-ecuatoriana.  En el corazón de la comunidad ecuatoriana plurinacional, todavía en construcción, esta minoría sufre discriminación, mucho más que los indios o los mestizos de las regiones andinas.

Esmeraldas, y particularmente la zona de Muisne y Atacames, son regiones forestales donde el tráfico de los hombres y las mercancías se organizan principalmente por vías de agua o ríos. Inaccesible en coche, están, a veces, ubicados a 6 horas caminando a pie, a través de la selva y de los manglares. Estas condiciones particulares han salvado así esta región del desarrollo de sistema de agricultura cacaotera intensiva apoyada sobre el CCN51.

Ethiquable logró reunir los medios financieros necesarios para ayudar fortalecer la organización durante dos años. Este fue el elemento clave para reactivar el sistema de control interno y obtener una certificación ecológica.

Sin el apoyo permanente de Nicolás (el agrónomo de ETHIQUABLE con base en Quito), que realiza 8 visitas al año, FONMSOEAM no hubiera podido adquirir todas las competencias tan rápido para conseguir exportar.

¿Tenéis pensado ampliar vuestra oferta de alimentos de aquí a un tiempo?

Estamos en constante crecimiento y desarrollo de nuevos productos, siempre apoyando a pequeños productores y grupos campesinos en el Sur y en el Norte.

Las últimas novedades incorporadas son la Pura fruta Bio&Justa sin alérgenos y sin aluminio.

¿Existe alguna otra forma de colaborar en este proyecto de comercio justo además de comprando los alimentos BIO que elabora?

Se pueden realizar voluntariado como activista de nuestras campañas o acciones, dentro de nuestra sede, o de manera puntual colaborando en algunos de los eventos que realizamos por toda España.

Además, otra opción es convertirse en prestamista solidario (puedes averiguar cómo aquí).

¿Dónde se pueden comprar vuestros alimentos BIO de comercio justo ahora mismo?

En tiendas de Comercio Justo, en ecotiendas , herbolarios y algunos supermercados o recientemente en Amazon. Además tenemos tienda online www.tiendas.ideas.coop


Ethiquable pertenece a la cooperativa de economía solidaria y alternativa IDEAS

IDEAS (Iniciativas de Economía Alternativa y Solidaria), es una Organización de Comercio Justo cuya misión es transformar el entorno económico y social para construir un mundo más justo y sostenible, desarrollando iniciativas de Comercio Justo, Economía Solidaria y Consumo Responsable, tanto en el ámbito local como internacional.

Desde hace más de veinte años IDEAS es la primera entidad española que desarrolla el Comercio Justo con organizaciones del Sur (África, América Latina y Asia) a través de programas de cooperación, asistencia técnica, importación, distribución y venta de productos artesanales y alimenticios.

IDEAS potencia la capacidad crítica de los ciudadanos/as, empresas e instituciones públicas en su derecho a consumir conscientemente. La organización realiza numerosas actividades de consultoría, educación y movilización social y también desarrolla herramientas de financiación ética para favorecer modelos de Consumo Responsable y Economía Solidaria.

Entre estas acciones cabe destacar su experiencia en Compra Pública Ética (CPE), Compra Empresarial Responsable (CER) cuyo objetivo es asesorar a las administraciones públicas y al sector empresarial para la integración de criterios éticos y ecológicos en sus compras y contrataciones facilitando así su participación como agentes de desarrollo. Así mismo, IDEAS lidera y coordina a nivel estatal el programa Ciudades por el Comercio Justo que busca la participación de todos los actores públicos, privados y sociales en el fomento del Comercio Justo.

IDEAS es una Cooperativa sin ánimo de lucro, reconocida de Interés Social por su actividad solidaria y que está inscrita como ONGD en la AECID (Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo). Es miembro de WFTO (Organización Mundial de Comercio Justo); miembro fundador de la CECJ (Coordinadora Estatal de Comercio Justo), socio fundador de REAS (Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria) y de FIARE.

IDEAS


Algunos de los productos que elabora la marca Ethiquable son:

Cacao, infusiones y tés, cafés, mermeladas, miel y cremas de frutos secos, azúcar de caña integral y panela, chocolates, snacks (frutas secas), especias, fruta (zumos), arroces y quinoa, pasta, muesli y galletas, hongos deshidratados, aceite, leche y harina de coco bio y gel y champú de azúcar de caña bio.

Yo personalmente soy muy fan de sus chocolates entre las que podemos degustar una variedad de sabores de lo más especial: chocolate con jengibre y lino, chocolate con quinoa, chocolate con canela entre una amplia gama. También consumo su azúcar integral de caña bio con vainilla y normal, café de Colombia, crema de cacahuetes, miel de Madagascar y miel de litchi! Entre las infusiones que más me gustan destaco la rooibos con vainilla, naranja canela (relajante) y té chai con especias y por supuesto su cacao puro ecológico!

Ethiquable

Alimentación Ecológica de Comercio Justo, selección de algunos de mis productos favoritos!

Aquí podéis ver su catálogo completo, animaros a probar sus productos son deliciosos, bio y de comercio justo!


Gracias al equipo de IDEAS por colaborar para construir un mundo mejor y por su excelente predisposición y atención para la realización de este reportaje!

Híbridos, los nuevos transgénicos -La Cocina Ortomolecular

Los nuevos transgénicos: híbridos

Alimentos híbridos y sus consecuencias para la salud y el planeta

En mi libro Los aditivos y otros venenos, ¿necesarios? (Mandala Ediciones, 2013) dedico todo un capítulo al polémico tema de los alimentos transgénicos. En él explico no sólo científicamente qué son, cómo se crean, qué consecuencias inesperadas tendrán para nuestra salud y el planeta y por qué fueron creados. Y explico en un momento dado también, qué es un alimento híbrido y cómo se crea.

Con la última tendencia de la “alimentación saludable, healthy y eco-bio-orgánica” la industria vuelve a ser capaz otra vez de encontrar un nuevo y productivo nicho de negocio con el cual seguir llenándose los bolsillos, ahora a consecuencia del auge de consumidores incautos que confunden el último grito de la moda de la comida “healthy” con las garras de una industria que no pone nada en las estanterías de los supermercados por azar o (desde luego que no) porque les mueva el interés y reclamo de los consumidores a esperar disponer de verdad (y sin engaños) alimentos saludables de una vez por todas.

En unos pocos meses estoy viendo como ahora los alimentos híbridos están llenando las estanterías de los supermercados, y lo que es peor como los están anunciando como alimentos sanos, orgánicos y sin ningún peligro para la salud o el planeta. Es más resaltan los dudosos beneficios de haber cruzado una especie de hortaliza con otra y así conseguir potenciar sus buenos efectos para la salud. Aquí es donde vemos, cómo otra vez la industria apuesta por el marketing estratégico donde pone al servicio de los beneficios económicos que esperan obtener, todo eslogan válido sea éste cierto o dudoso, o no.

Pero, ¿qué es un alimento híbrido?

Si bien un alimento transgénico es aquel que ha sido sometido por mano del hombre en un laboratorio a introducir en sus células un gen externo a él para dar lugar a una nueva variedad o especie, los híbridos tienen en cambio varias acepciones. En mi libro de los aditivos es donde explico que un híbrido a diferencia de un transgénico, es la “forma natural de generar un organismo modificado genéticamente” en teoría sin la intervención de la mano del hombre. Para que un híbrido tenga lugar en la naturaleza, se deben dar ciertas condiciones (clima, especies, suelo, etc.) y su cruce debe ser totalmente natural a partir de la polinización orgánica (sin intervención de la mano del hombre). De hecho en nuestra historia podemos ver cómo de forma natural se han dado a lo largo de muchos, muchos años (cientos de miles en algunos casos) especies que son híbridos naturales nacidos por las circunstancias de adaptación al medio (aquí es donde un híbrido que se da de forma totalmente natural sin intervención de la mano del hombre, tiene su total coherencia: evolución/adapación). Hasta aquí todo bien, se aprecia el equilibrio y la sabiduría de la propia tierra y la naturaleza en la preservación y evolución de las especies para su conservación y adaptación.

Los problemas empiezan, como prácticamente en todo, con la intervención de la mano del hombre.

Cuando un híbrido es producido por el cruce de dos especies de semillas que han sido manipuladas por el hombre, desde mi punto de vista y conocimientos, no estamos pues ante el origen natural de una nueva especie, sino ante una producida por la mano del hombre. Es algo similar a crear un primo-hermano de un transgénico pero con la justificación de que los híbridos son “naturales” porque se cruzan (normalmente semillas de la misma familia vegetal o animal). No obstante se sabe que el fruto de un cruce así suele ser completamente estéril y esto debería bastar para darnos cuenta de que, si no está hecho cien por cien por la madre naturaleza, no puede ser bueno.

Por mucho que la industria se empeñe en llamarlos alimentos orgánicos, están muy lejos de llegar a ser tan saludables como nos quieren vender que son.

Así como desconocemos ampliamente las consecuencias que nos traerán los alimentos y cultivos transgénicos en los próximos años, tampoco sabemos muy bien qué podemos esperar de los híbridos creados por la mano del hombre de aquí a unas décadas.

En mi opinión nada que no haya sido concebido puramente por la propia naturaleza (sin ningún tipo de intervención por parte del hombre) puede ser sano para nosotros, nuestra salud y el planeta. No nos engañemos. Por mucho que nos digan que si tienen el doble de propiedades o beneficios para salud, muy ignorantes han de ser quiénes se crean semejantes patrañas.

Para que un híbrido sea bueno para la salud y el planeta y además exista de forma completamente natural, se necesitan cientos de años de evolución entre semillas (y las condiciones adecuadas y razones naturales que justifiquen tal evolución taxonómica), y no la mano siempre dañina e interesada del hombre.

Los nuevos alimentos híbridos que se anuncian como alimentos bio y “ súper healthy”

Especialmente preocupante y más aún, cuando aparecen anunciados en los estantes de muchos supermercados bio como un alimento sano, natural y orgánico. En muchos de estos establecimientos se están vendiendo alimentos híbridos como bio y saludables, cuando realmente no lo son.

Investigando un poco más a fondo la cuestión, descubro espantada que hay empresas que, como la gran conocida de los transgénicos, también se especializan en el desarrollo y creación de estos híbridos, que ahora están comercializando como la gran panacea biológica.

Esto es indignante. La gente cree lo que le cuentan y muchos ni siquiera se plantean contrastar información que les aporte datos más reales.

Uno de los híbridos que más me llamo la atención fue sin duda el kalette que además de ser una mezcla entre la kale y la col de Bruselas es marca patentada de una empresa británica llamada Tozer Seeds. Otro de los híbridos del momento es el bimi o broccolini mezcla del brócoli y una col china llamada kai-lan, invento de la Sakata Seed Company (Japón). En su página web podemos ver además que esta empresa cuenta con otras variedades de híbridos. Incluso han tenido el mal atino de darle un premio (al bimi, supuesta panacea anticancerígena). Ni hablar de los precios desorbitados de estos novedosos y “súper-healthy alimentos”.

Kalettes


Bimi

Por si fuera poco, la lista de los híbridos “modernos” que están empezando a desfilar por nuestros supermercados tanto bio como normales, se amplía con una rapidez preocupante: las pineberry, una fresa con sabor a piña (de precio escandaloso) o cosas como el tangelo (cruce entre pomelo y mandarina) se convertirán en algo común en nuestros supermercados de aquí a unos pocos años.

Lo peor es que todo lo que la industria cuente al respecto será lo que la inmensa mayoría se crea, pero este es siempre su principal objetivo, pues garantizan así sus ventas y por tanto sus irrenunciables ganancias en post de la salud de los consumidores, ahora mediante la explotación sin medida ni ética ninguna (como siempre) de lo “bio”.

Consecuencias y límite entre lo híbrido natural y lo híbrido creado por el hombre

Así como ya lo hizo hace décadas con las grasas saturadas o el azúcar, la industria alimentaria acostumbra a pagar a empresas auditoras (no independientes lógicamente) que certifiquen los propios resultados, de sus propios estudios avalando los extraordinarios beneficios de las porquerías que venden. Esto mismo pasará con cualquier alimento nuevo que creen, siempre. Hasta que pasados muchos muchos años, la mentira salga a la luz, como viene sucediendo.

Pero para entonces, será otra vez muy tarde… Me sorprende por una parte ver cómo la industria sigue saliéndose con la suya y por otra, como los consumidores con todo lo que se sabe hoy en día y a toda la información que se tiene acceso, sigan creyéndose sus mentiras. Porque sólo hay que poner en el buscador de google las palabras “kalettes” o “bimi” para encontrarse una ingente cantidad de entradas resaltando sus supuestos beneficios y curiosamente no por parte de la industria, sino por parte de los propios consumidores (ignorantes bien engañados) que se creen todo lo que les cuentan, sin ponerlo en duda o investigar en profundidad cuánto de verdad hay en todo lo que replican sin más.

Tal y como está sucediendo con los transgénicos, que suscitaron dudas y con los años se han ido conociendo sus terribles efectos tanto para la salud como para el planeta, lo mismo pasará con estos “híbridos” creados por el hombre (que no por la naturaleza).

Porque nada que no esté plenamente creado por la propia madre natura, puede en definitiva ser bueno para el ser humano y su hábitat.

Cito a continuación un interesante extracto del artículo de elcuidadano.cl del 25 de julio de 2011: “Alimentos híbridos: ¿Parientes cercanos de los transgénicos?”

“Según Sergio Álamos, del Centro de Desarrollo Biotecnológico de la Universidad Católica del Norte, el cruce de especies naturales generó un cambio sustancial en la calidad y productividad de los vegetales, sin embargo sostiene que esto también es un daño a nuestro patrimonio agrícola, “ya que por medio de estas fusiones se están extinguiendo especies autóctonas de nuestra tierra y por sobre todo, adulterando el mapa genético de las especies”.

Por su parte, el biotecnólogo de la Universidad de Los Lagos, Luis Patricio Hernández, argumenta que el desarrollo de los cultivos híbridos causa un daño al medio ambiente “por promover también el uso de fuertes plaguicidas y repelentes químicos al igual que los transgénicos”.

“Asimismo, Álamos enfatiza que no se puede hablar de un producto natural dado que existe creación de una especie por medio de la cruza de dos variedades distintas. “Es ilegítimo comercializar estos vegetales como orgánicos o naturales ya que son producto de una intervención genética”.

Ante esto, la nutricionista Marcela Fernández sostiene que no es difícil distinguir un vegetal cien por ciento natural de un híbrido, ya que “a simple vista se puede apreciar que los alimentos orgánicos siempre tendrán aroma, color y sabor mucho más definido y su cuerpo será mucho más carnoso y jugoso, además dada la aprobación del proyecto de etiquetado de alimentos, por ley los productores tendrán que distinguir cuáles son naturales y los que no lo son”.

Tanto Álamos como Hernández recalcan que no existen estudios, ni en Chile ni en el extranjero, que indiquen que el desarrollo de híbridos afecte nuestra salud, pero sí coinciden en que su desarrollo está liderado por una industria lucrativa”

Pero por mucho que busquemos en la red no hay ningún tipo de información en contra de lo buenos que son los híbridos para la salud. ¿Curioso, no?…

En mi opinión estos nuevos inventos de la biotecnología alimentaria, no se merecen ninguna oportunidad dentro de una verdadera cocina y “alimentación sana y natural”, y no te dejes engañar, incluso aunque te lo vendan en ese estupendo súper bio, eso no querrá decir en absoluto que sea ni bio ni healthy.


Bibliografía consultada para esta entrada

cesta de la compra bio y economica -La Cocina Ortomolecular

Alimentación ecológica

Caminando hacia lo eco-bio-orgánico

En el último post di algunos consejos para acercarnos hacia una alimentación más “healthy” sin necesidad de que todo en nuestra cesta fuera eco o bio. Fue un primer paso hacia el cambio de alimentación que nos pone en el camino de empezar a descubrir (para quien nunca se había planteado un cambio así) lo que se nos ofrece y hacerle más fácil el cambio. Primero en un cambio de hábitos y después en la calidad hacia lo bio.

Ciertamente lo ideal, es en la medida de lo posible conseguir que nuestra cesta de la compra sea lo más eco-bio que se pueda.

Esta cuestión se hace cada vez más presente en nuestras vidas, pues no hace mucho tiempo la comida eco-bio parecía estar reservada solamente para bolsillos “pudientes”. Por suerte para todos nosotros esta tendencia está cambiando y la oferta es cada vez más amplia.

Cada día son más asequibles este tipo de alimentos, ya sea porque sus precios se están volviendo más competitivos gracias a la fuerte demanda que presenta como a la facilidad de poder disponer de ellos incluso en el supermercado más común y antiguo de nuestro barrio.

Ahora podemos encontrar alimentos eco, bio y orgánicos prácticamente en todos los supermercados y grandes superficies (y no sólo en tiendas especializadas como hasta hace relativamente poco tiempo), y a precios cada vez mejores. Esto es una muy buena noticia que nos allana el camino hacia una alimentación que empieza de una vez por todas, a querer ser verdaderamente  más“saludable”.

Las ventajas de una alimentación eco-bio

Se han realizado y se continúan haciendo cientos de estudios que avalan el valor nutritivo de los alimentos de cultivo eco-bio y orgánico. Sabemos que ciertamente, poseen entre un 50 y un 70% más de nutrientes que los alimentos que no lo son, y su sabor y aromas son mucho más intensos.

Si un alimento nos puede aportar un nivel tan alto de nutrientes, entonces indudablemente es que presenta innumerables ventajas para la salud. Y estos son los alimentos que deberíamos preferir ver en nuestra cesta de la compra.

Bien cierto es que, a pesar del auge siguen siendo un poco más caros que los alimentos de cultivo tradicional no eco y que debido a su condición, su vida media es mucho menor (aguantan menos tiempo debido a la falta de sustancias químicas que los ayuden a aguantar más días en buen estado). Pero todo ello sigue siendo poco como para no decantarse por elegirlos.


Alimentos eco, bio y orgánicos por doquier

En las secciones de las grandes superficies y en los supermercados especializados encontramos que podemos disponer prácticamente de cualquier tipo de alimento que se nos ocurra de origen eco-bio. Desde potitos para bebés hasta comida congelada (algo que no deberíamos ver nunca en un súper verdaderamente eco-bio).

Aquí pongo el ojo con especial cuidado, pues para mí y según mis conocimientos y experiencia la tendencia creciente de que todo en los estantes sea bio o eco u orgánico tiene una relación muy íntima con todo lo “natural” “fresco” “de temporada” y de “la región” y en el momento en el que vemos alimentos congelados, envasados, demasiado procesados (aunque su materia prima sea eco-bio) éstos desde mi punto de vista, pierden toda etiqueta eco-bio-orgánica e incluso su condición de “alimentos saludables”.

El auge de la alimentación bio nace precisamente del reclamo del consumidor de una oferta en alimentos más sanos, menos procesados y más cercanos a la naturaleza

Es preciso tener presente que, el auge de la alimentación eco-bio nace precisamente del reclamo del consumidor de una oferta en alimentos más sanos, menos procesados y más cercanos a la naturaleza. Pero de repente, todo ha comenzado a ser bio sin dejarnos tiempo para pensar y razonar y caer en la cuenta de que, incluso aunque los ingredientes de una pizza congelada sean “bio” estamos ante un alimento que ha sido nuevamente procesado por la industria y que esta vez ha enmascarado bajo la etiqueta de los “ingredientes bio” para venderlo como nosotros (los consumidores) hemos reclamado sin descanso. Para mí, que miro y miraré esa pizza congelada bio en la nevera del súper con recelo y serias dudas, la industria comienza con su poderosa herramienta de marketing y dominio del arte come coco subconsciente a deformar otra vez, un ideal noble que ahora pone al servicio de sus intereses, como siempre.

Y es que aprovechando este auge de los alimentos eco-bio apunta la flecha en el desarrollo de todo tipo de alimentos altamente procesados pero que ahora denominan también “BIO” gracias a la etiqueta que debe acompañar con seguramente, unos pocos (sino menos de la mitad) de esos ingredientes supuestamente bio… Ni hablar de lo que nos espera en breve con los alimentos “híbridos” (no de forma natural) que también veremos en los estantes de los súper bio en muy poco tiempo para condena de nuestra salud, (en este post hablo de los alimentos híbridos y sus implicaciones para la salud y el medio ambiente).

Un desastre que ha comenzado, lamentablemente en detrimento de algo tan importante como la alimentación verdaderamente bio, sana y natural. Aunque muchas personas conscientes de esto, sabrán qué clase de alimentos podrán o no comprar con total seguridad sabiendo que sí son realmente bio o eco o saludables de verdad (independientemente de las etiquetas que así lo cataloguen), hay otras cientos de miles que serán engañadas comprando alimentos eco-bio altamente procesados creyendo que así estarán mejorando su salud, y sin tener en cuenta que si no se trata de algo fresco, entonces no están ante ningún cambio hacia lo sano en sus vidas. Sólo estarán añadiendo alimentos bio pero procesados que en nada mejorarán su calidad de vida, ni mucho menos su salud. Pues lo procesado es tan malo tanto si es bio como si no.


Qué alimentos bio, eco y orgánicos verdaderamente sanos puedes comprar

Si quieres ver en tu cesta de la compra alimentos realmente bio, eco u orgánicos, saludables de verdad, presta atención a los siguientes consejos y síguelos al pie de la letra. No te confundirás ni te equivocarás nunca al hacer tu verdadera compra “healthy eco-bio”.

  1. Elige alimentos frescos: verduras, frutas y hortalizas. Incluso carne, pescados, aves, huevos y lácteos, que siempre sean frescos (no envasados). Mira bien la fecha en la que fueron puestos a la venta y la posible fecha de caducidad para saber con cuántos días cuentas para su consumo. También pon atención a la certificación y procedencia, que debería estar visible para identificarlas rápidamente y conocer bien de dónde proceden (región).
  2. Elige alimentos de la región: se sabe que han tenido una vida de recorrido mucho menor y además al ser de la región estarán en consonancia con la naturaleza de tu organismo. Estarán menos procesados porque al haber recorrido una menor distancia la necesidad de conservantes también se reduce considerablemente. Esto nos dice que evidentemente son la opción más “natural” y sana.
  3. Elige alimentos de temporada: porque aunque sean bio, serán algo más baratos. Al no estar fuera de temporada, su precio será mucho más competitivo y su calidad mucho más alta.
  4. No te dejes engañar: si un alimento ha sido altamente procesado por mucho que ponga en su etiqueta que ha sido elaborado con ingredientes “bio” estará lejos de ser un alimento de calidad y saludable. No será más que otro alimento de la industria procesado pero con la única diferencia que teóricamente ha sido elaborado con ingredientes “bio”.
  5. Siempre es mejor comprar a granel que envasado, puesto que el precio suele ser competitivamente mejor y el producto natural, natural. La misma regla de etiquetado y certificación para las frutas y carnes vale para las legumbres, semillas y frutos secos a granel. Siempre visible y rápidamente identificable.
  6. Para que nuestra compra fresca bio no se nos estropee antes de haberla podido consumir, deberíamos comprar cantidades moderadas, hay que tener en cuenta que la verdura y fruta bio se estropea antes y más rápidamente que la de cultivo convencional a falta de agro-químicos que alarguen su vida útil. No comprar grandes cantidades es una buena medida para evitar el despilfarro.
  7. Buscar y comparar precios, se sabe que si compramos en cooperativas los precios serán algo más amigables que si compramos en las tiendas especializadas. Recurrir a agricultores y ganaderos locales también es una magnífica opción. Hoy en día estas posibilidades son mucho más asequibles gracias a medios como internet y ferias como BioCultura, donde este tipo de distribuidores presentan anualmente sus productos, los dan a degustar y ofrecen información acerca de cómo comprarles directamente a ellos sin tener que pagar ni un euro demás.
  8. Se puede combinar la compra de ciertos grupos de alimentos de origen eco-bio con otros que no lo son y que se sabe de sobra que no presenta un alto grado de contaminantes o procesado por parte de la industria (según reglamentos y legislaciones que los protegen). Estos alimentos son por ejemplo: café natural, azúcar moreno, entre algunos. La reglamentación europea prohibe que en ciertos grupos de alimentos se empleen procesos dañinos y aditivos, y gracias a esto se consigue mantener hoy en día la calidad de algunos alimentos tradicionales (que los aditivos no pueden tocar aún). Para mejor referencia a este respecto recomiendo mi libro Los aditivos y otros venenos, ¿necesarios? donde detallo en profundidad este tema.
  9. Como llevar una alimentación saludable no solamente consiste en comer bio, sino también fresco y equilibrado, lo lógico es que en nuestra cesta de la compra haya al menos un 60% de verduras y frutas y de proteína vegetal, algo que también nos ayudará a que nuestra cesta bio no eleve su coste.
  10. Realizar una lista de la compra, es un método probadamente eficaz a la hora de no sobrepasar nuestro presupuesto. No comprar nada que no necesitemos ni vayamos a usar diariamente puede ayudarnos a tener mejor control del gasto. Con este mismo fin también recomiendo hacer una lista de la compra bio mensual de ingredientes para ocasiones especiales, por ejemplo harinas (para la elaboración de bizcochos), y tener una despensa lista para cuando queramos preparar alguna elaboración concreta en ocasiones especiales.

Las claves para aprender a comprar bio y económico

Reducir el consumo de las proteínas de origen animal (puesto que las carnes eco son de los alimentos más caros en este sector) por proteínas de origen vegetal. No hace falta volverse vegetariano, pero debemos recordar siempre que comer saludablemente no solamente forma parte de comprar eco o bio, sino también de cambiar nuestros hábitos alimentarios a otros realmente healthy, lo que incluye elegir alimentos más “sanos”

Nada de alimentos procesados, aunque sean bio o eco porque de lo contrario estaremos cayendo en el mismo error: da igual si el alimento es bio o eco, si es procesado ya no es tan saludable.

La mayor cantidad de alimentos: como se ha comentado anteriormente siempre frescos, de la región y de temporada. Y recordar que si no tenemos en casa alimentos insalubres no los comeremos.

Elaborar nuestra propia comida por sencillos que sean los platos que preparemos, siempre serán un plus de salud si van acompañados de buenos ingredientes y de calidad.

Recuerda, no todo lo que ves en los súper “bio” es realmente saludable

Esto es importante. Ten siempre presente que no todo lo que ves en los estantes de estos supermercados es realmente sano por el sólo hecho de ser bio. Si el producto ha sido altamente procesado, congelado, desnaturalizado, etc. por mucho ingrediente bio que lleve ya no será tan sano como debería. Le habrán quitado el “qui” o la energía vital que todo alimento verdaderamente “healthy” debería contener. No confundamos por tanto el término bio o eco con lo saludable… pues la industria alimentaria ha empezado a demostrarnos que no siempre son sinónimos (aunque esto mismo nos quieran vender).

En nuestra ciudad hay ahora un tremendo auge de establecimientos (supermercados) bio, cadenas tanto nacionales como extrajeras están abriendo sus sucursales sin descanso. Las grandes superficies comerciales también apuestan por la fiebre de lo bio, y podemos ver actualmente sectores de alimentación bio en sus espacios. No obstante, a tener siempre presente el principal consejo de este post: no todo lo bio es o será siempre realmente saludable. Si ha sido procesado, de seguro no lo será tanto como nos quieren hacer creer… por muy bio que sean sus ingredientes. Y es que un negocio que mueve mil millones de euros al año, no iba a quedarse al margen de los beneficios por mucho que eso signifique ahora machacar el buen término y el noble fin con el que fue reclamado por el consumidor.

Y sobre todo, ser “bio” es mucho más que hacer una compra en un establecimiento que vende este tipo de alimentación. Es un estilo de vida que se extrapola a todos los rincones de la vida de los que sabemos muy bien de qué va esto. Es una filosofía y una forma de vida en consonancia y coherencia con todo lo que ello implica, de verdad.

Y si quieres saber más acerca de lo qué es un alimento “bio” y las diferencias entre “biológico”, “orgánico” y “ecológico” visita este otro post.

cesta de la compra bio y economica-La Cocina Ortomolecular

Una cesta de la compra healthy y económica

Comer saludable es una preocupación en alza, y no es para menos. En los estantes de los supermercados abundan ingentes cantidades de comida procesada que poco favor nos hacen a la salud.

En una familia con ingresos medios españoles, la propuesta de mantener una “dieta saludable” parece muchas veces, un ideal lejano o imposible de poner en marcha. Ante la crisis, lo lógico es que se tire por lo barato, pero no es un tópico que lo “barato acaba saliendo caro”. Y lo acaba siendo principalmente para nuestra salud (que no es poca cosa).

Ya sea por falta de conocimiento, por una adecuada guía o por creer que no se puede comer sano porque es caro, se cae en el error de seguir manteniendo dietas completamente insalubres para toda la familia. Lo que muchos no saben, quizás debido a esa gran falta de información es que sí se puede emprender un estilo de vida saludable a través de la alimentación y se puede hacer una cesta de la compra perfectamente “healthy” sin necesidad de que todo en nuestra compra sea “bio o eco” (aunque esto sea siempre lo más recomendable). Cómo veremos en este artículo, se puede empezar a llevar una dieta realmente sana y equilibrada para toda la familia, huyendo de la comida procesada y sin necesidad de disponer de un gran presupuesto para ello.


¿Qué alimentos elegir para que nuestra cesta de la compra sea saludable y económica?

cesta de la compra saludable

Esta es una cuestión que muy bien abordo en mi libro “La dieta de la bionutrición celular”, comprendo perfectamente la preocupación de poder comer sano y no arruinarse en el intento. Por eso enseño qué tipos de alimentos podemos tener siempre como base de nuestra despensa y cómo organizar nuestros menús para que esto sea posible sin angustias.

Para empezar pensemos un momento en la siguiente pregunta: ¿realmente creemos que ahorramos más comprando sustitutos procesados?, la respuesta lógicamente es un rotundo NO.

Lo que nos ahorremos en la mala elección de nuestros alimentos, de seguro lo gastaremos en la farmacia… ¿entonces, dónde está el ahorro?

La clave de una elección inteligente para hacer una cesta de la compra saludable, no es otra que el uso sobre todo, del sentido común. Todos sabemos que lo fresco y natural no tiene punto de comparación con lo procesado y envasado… entonces, la elección se simplifica y es mucho más fácil.

Lo fresco, de la región y de temporada no es un eslogan del audaz marketing de la healthy food. Es un enunciado con fundamentos muy lógicos. Si es fresco, significa que no ha sido procesado, si es de la región quiere decir que ha sido expuesto menos tiempo a métodos de conservación agresivos y por tanto conserva un porcentaje de nutrientes mayor y de temporada significará un ahorro para nuestros bolsillos y un plus para nuestra salud. Los alimentos de temporada (al no estar fuera de ella) son más baratos y más frescos, porque podemos disponer de ellos sin la necesidad de que vengan de otras regiones con la carga que traen aparejados: distancia de recorrido, impuestos, precio más alto por no ser de producción local o por cultivo específico fuera de su tiempo natural.

Todo ventajas, ¿no? Cuando pensamos en una cesta de la compra “saludable” una de las reglas más importantes que deberíamos tener en cuenta es sin duda, que al menos el 60% de esos alimentos deberían estar compuestos en su gran mayoría por frutas y verduras frescas, y el resto por alimentos secos (y algunos frescos), como legumbres, cereales integrales, pseudo-cereales, proteínas y demás.


Una cesta de la compra verdaderamente “healthy”

He podido comprobar personalmente como la diferencia de precios entre alimentos (sobre todo frutas y verduras) eco-bio se va haciendo cada vez menor. Una compra de frutas y verduras frescas en una tienda especializada de calidad (verdulería cualquiera de nuestro barrio) puede costarnos casi lo mismo que una cesta de estos alimentos a un agricultor ecológico online (directo), y con la ventaja de que te lo traen además a casa.

No obstante, si aún no estás listo para esto, aquí van las pautas básicas de oro para que tu cesta de la compra pueda ser healthy, compres donde compres. En la actualidad incluso en las grandes superficies se está dando mayor importancia y fomentando la compra de alimentos menos contaminados y más eco-bio, como en el caso de las verduras/frutas en supermercados donde normalmente realizaríamos la habitual compra no healthy. Esto facilita enormemente la tarea de empezar a comer sano, sin arruinarnos en el intento.


Lo que debes incluir en tu cesta de la compra, healthy y económica:

Un 60% de frutas y verduras frescas, sean estas ecológicas o no. Pero frescas y siempre que sea posible consumir de temporada. Procura comprar la cantidad justa para toda la semana, o al menos para unos 3-4 días que aguantarán muy bien.

Alimentos secos: legumbres (que siempre han sido y son baratas), cereales integrales: arroz, pasta y pan (si eliges pan de molde integral asegúrate de que no contenga demasiados conservantes y sobre todo que no sean especialmente dañinos para tu salud, huye de los que contengan demasiados “E” y grasas saturadas, demasiado sal y azúcar). Pseudo-cereales, como la quinoa que es un alimento maravilloso y versátil dentro de la cocina. Avena, mijo, trigo sarraceno (aunque ninguno de estos últimos sean obligatorios para comer sano sí o sí).

Azúcar, mejor integral o panela o miel, que usarás menos cantidad porque endulza más y al menos no serán calorías vacías (contiene pequeñas cantidades de vitaminas y minerales)

Aceite de oliva virgen, esto nunca jamás debe faltar en tu cocina.

Lácteos: yo solo recomiendo yogures naturales sin sabor, colorantes, frutas, cereales ni nada. Quesos, pero mirando bien lo que pone la etiqueta, puesto que algunos (los más procesados contienen aditivos en buenas cantidades como los untables o mezcla), mantequilla de excelente calidad, que es una grasa saludable siempre y cuando sea elaborada como toda la vida (y hay marcas que las hacen muy buenas incluso hoy en día). El resto de derivados lácteos, declinarlos en favor de sus sustitutos vegetales, como las leches, que ahora las tenemos en los supermercados de toda la vida y a buen precio. Y por supuesto ni pensar en meter la margarina en la cesta de la compra…

Embutidos: pavo, jamón cocido sin grasa ni azúcar ni aditivos, jamón serrano. Pero lo mejor es que aprendamos a cocinar nosotros mismos buenos y saludables sustitutos para estos embutidos. Por ejemplo patés vegetales elaborados a base de legumbres y verduras.

Tentempiés: en sustitución mejor elegir tortas de arroz integral o maíz no transgénico (mirar la etiqueta). Esto nos servirá de tentempié y podremos combinarlos con numerosos ingredientes como patés vegetales, frutas, verduras, tofu (si nos gusta) o un buen trozo de queso fresco.

Frutos secos y semillas, deberíamos incluirlas en nuestra cesta de la compra saludable, un puñado puede calmarnos el hambre y además nutrirnos adecuadamente. Y ten en cuenta que nunca comemos de una sola vez kilos de frutos secos, sino siempre un pequeño puñado. Con lo cual pueden durarte un poco si no abusas de ellos.

Carnes, aves y pescados: los pescados podemos comprarlos congelados, esto mantiene el anisakis a raya y podemos usarlo en cualquier momento. Si se opta por el pescado fresco se ha de consumir el mismo día. El pollo por el contrario siempre recomiendo comprarlo el mismo día que se vaya a consumir o como muy tarde para ser consumido al día siguiente. Su carne se descompone rápidamente y eso puede generar toxinas (incluso aunque esté dentro de la nevera). La carne de ternera, pavo o conejo sigue la misma pauta. Si aprendemos a llevar una dieta equilibrada, sabremos que no es necesario ingerir diariamente este tipo de alimentos. Yo suelo comprar pescado o pollo dos veces en semana y el resto de la semana completo mis menús con cereales integrales, legumbres, huevos y por supuesto gran cantidad de vegetales.

Huevos: los encontramos ecológicos en los supermercados normales por apenas unos pocos céntimos más y valen mucho la pena probarlos. Se conservan muy bien durante días en la nevera y son muy completos nutricionalmente y versátiles en la cocina.

En cuanto al agua, no te hará falta comprar agua mineral si inviertes en una jarra depuradora (por barata que sea) o un filtro para el grifo. Puedes lavar las frutas y verduras que no sean de cultivo ecológico con un poco de agua filtrada y bicarbonato de sodio para desprender cualquier resto de porquería que pudiera haber en ellos. Se desinfectan muy bien de este modo.

Y por supuesto, todo lo que esté envasado, en caja, en sobre, en lata, frascos, bolsa, etc. sustituirlo por su hermano fresco o casero, siempre que sea posible.


¿Y qué menús healthy puedes preparar ahora con todo esto?

Aquí tienes algunas ideas, que van desde el desayuno hasta la cena:

  • Desayuno: tostadas integrales con aceite de oliva virgen y tomate, café natural con leche vegetal o solo o té verde, fruta fresca, huevos
  • Media mañana: un puñado de frutos secos o un par de piezas de frutas de temporada
  • Comida: pechuga de pollo a la plancha con hierbas y una ensalada con semillas
  • Media tarde: un té verde con unas tortas de arroz integral o un yogur natural con miel
  • Cena: quinoa con verduras o unas verduras salteadas

De tu imaginación y gusto por la cocina dependerá también que sepas emplear sabiamente tu cesta de la compra saludable.

Recuerda que si no tienes en tu despensa y nevera alimentos procesados e insalubres no podrás comerlos. Ganarás en salud y la diferencia entre una compra healthy y una que no lo es, será apenas de unos pocos euros que habrás invertido en tu salud y la de tu familia.

En este blog tienes cientos de post y consejos acerca de cómo planificar menús saludables para todos, con todo tipo de ingredientes. Nada que no puedas hacer con un poco de empeño y práctica. Por supuesto también a tener en cuenta que siempre deberíamos cocinar nuestra propia comida, pues la alimentación saludable forma parte de un conjunto de hábitos y costumbres y no solamente de comprar alimentos eco-bio o no industrializados.


Comparativa en euros de una cesta healthy con una no healthy

Healthy Euros NO Healthy Euro
Zanahorias (bolsa de 100 gr) 0,70 Zanahorias (baby) congeladas 400 gr 0,75
Patatas (bolsa de 5 kg) 3,50 Patatas (gajo) congeladas 750 gr 1,20
Cebolla malla 1 kg 1,10 Cebolla congelada cubos 400gr 0,99
Brócoli 1 kg 2,00 Brócoli congelado 1 kg 1,50
Pan integral de centeno 2,00 Pan de molde blanco 1,50
Naranjas malla 4 kg 3,00 Zumo naranja embotellado 2L 1,00
Tortas de arroz integral 1,20 Galletas llenas de azúcar (María clásica) 1,50
Huevos camperos (eco) 12 U 2,00 Huevos normales 12 U 1,20
Arroz integral 1 kg 1,50 Arroz normal 1 kg 0,80
Total 17,00   10,44

Cómo podemos ver en esta tabla de comer sano a no hacerlo solo distan en cuestión de precios 6,56€, los mismos que nos ahorraremos en medicamentos y médicos si lo vemos como una inversión en nuestra salud y no como un simple gasto más. Es interesante también observar como las cantidades de comida congelada (aunque en apariencia más barata que la fresca) sale en realidad mucho más cara cuando trae menor cantidad. Estaremos ganando un poco más de calidad en nuestros platos y ejerciendo una acertada prevención de la enfermedad (entre otras acciones positivas que deberían sumarse a esta claro, como hacer ejercicio moderado, no beber alcohol ni fumar y no comer en exceso).

Como el objetivo principal de este post era poder explicar como hacer una compra saludable sin dejarse todos los euros en ello, no he realizado comparativa alguna con alimentos de origen ecológico (algo que veremos en otros post).

Desde mi punto de vista el enfoque más acertado es pensar siempre en una inversión en nuestra salud y bienestar, y esto incluye gastar menos en “cervecitas o coca-colas” e invertir más en una cesta de la compra saludable sin remordimientos. Algo que desde luego hemos comprobado, podemos hacer sin desbaratar demasiado nuestro presupuesto por muy ajustado que éste sea.

Bombones de te matcha-la-cocina-ortomolecular

Bombones de té verde Matcha

Ingredientes

Para el relleno:

  • 200 gr de chocolate blanco tipo Sweet William (sin leche ni huevo ni frutos secos, sin grasas trans, apto para veranos)
  • 5 gr de té verde variedad “Matcha” (en polvo)
  • 20 gr de miel natural de abejas
  • 70 gr de nata para montar (baja en grasa)

Para la cobertura:

  • 100 gr de chocolate para cobertura sin azúcar ni leche
  • Té verde “Matcha” en polvo
  • Azúcar glass

Preparación

Para unos 50-60 bombones.

Fundir el chocolate blanco a baño maría. Tamizar el té verde matcha (en polvo) y añadirlo al chocolate. Remover e integrarlo bien. Hervir la nata con la miel hasta obtener una crema homogénea y sin grumos.

Esta mezcla se debe dejar reposar 24 horas a temperatura ambiente. Si tras esperar este tiempo la consistencia aún no es apta para formar los bombones, se puede dejar en la nevera durante unas 2 horas.

Ayudándonos con una cuchara de repostería (de esas para formar pequeñas bolitas) haremos los bombones uno a uno. Una vez acabadas de formar todas las bolitas, deberemos meterlas nuevamente en la nevera otras 2 horas y dejarlas reposar.
Mientras tanto, fundiremos el chocolate negro también a baño maría e iremos bañando los bombones en él. Lo mejor es colocarlos en una bandeja con papel vegetal para que sequen.

Foto_ cafetearteblog.es

Si queremos que tengan además un aspecto parecido al de las trufas, después de esperar unos minutos tras bañarlas con el chocolate negro, se podrán pasar por una mezcla en polvo de té verde matcha y azúcar glass (o solamente té verde en polvo) y posteriormente dejarlas enfriar totalmente. Si se desean bombones helados, bastará con guardarlos en un recipiente hermético en el congelador.

Receta adaptada proveniente de cafetearteblog.es (post 10 de marzo 2015, Diana Piñeiro)