Dieta Ortomolecular, Sistema inmune
Deja un comentario

Dieta del protocolo autoinmune

Dieta del protocolo autoinmune

¿Qué es la dieta del protocolo autoinmune? ¿Quién la puede seguir?

La autoinmunidad es un trastorno del sistema inmune adquirido. Este sistema es responsable de identificar, atacar y eliminar patógenos como bacterias, parásitos y virus. En individuos con afecciones autoinmunes, la reacción inmune es irregular y se dirige a los propios tejidos del cuerpo. Por ejemplo, algunas de las enfermedades más destacadas de este tipo son la esclerosis múltiple (EM), la psoriasis, la artritis reumatoide o la diabetes tipo 1.

La dieta del protocolo autoinmune se ha propuesto como un método para abordar las condiciones autoinmunes. Examinemos la conexión entre la dieta y la enfermedad autoinmune, también analizaremos de forma concreta la dieta del protocolo autoinmune, cómo funciona y sus beneficios para la salud.


Dieta y enfermedad autoinmune: ¿cuál es la conexión?

Dieta y enfermedad autoinmune: ¿cuál es la conexión? - La Cocina Ortomolecular
Dieta y enfermedad autoinmune: ¿cuál es la conexión?

La dieta está relacionada con la autoinmunidad y las enfermedades autoinmunes a través de sus efectos sobre el intestino y la microbiota gastrointestinal (la colección de microbios que residen en el intestino). Se ha demostrado que los cambios en la dieta afectan a la función y composición de estos microbios, lo que se asocia con cambios en el sistema inmunitario.

La investigación preclínica sugiere que la modificación de las poblaciones de ciertas bacterias intestinales puede provocar una respuesta inmune desordenada e inflamación en el sistema nervioso central. Asimismo, ciertos factores dietéticos pueden perjudicar la integridad de la barrera gastrointestinal, lo que provoca mayor permeabilidad intestinal, comúnmente conocida como intestino permeable.

Cuando esto ocurre, las sustancias nocivas pueden atravesar la barrera gastrointestinal desde el interior del intestino hasta el torrente sanguíneo y el sistema linfático para circular por todo el cuerpo, provocando que el sistema inmunitario responda a estas sustancias. El intestino permeable se ha asociado con afecciones autoinmunes como la enfermedad celíaca, artritis reumatoide, y diabetes tipo 1.

Una dieta saludable también puede influir positivamente en la microbiota y puede llegar a reducir la inflamación y la autoinmunidad. Ciertas bacterias beneficiosas, y los metabolitos que producen, pueden tener un efecto protector contra la inflamación y las enfermedades autoinmunes como la EM. Por ejemplo, varias bacterias en el intestino producen ácidos grasos de cadena corta (SCFA), que tienen un efecto antiinflamatorio en el intestino.

Además, se han sugerido ciertas intervenciones de dietas para enfermedades autoinmunes. Destacan las dietas libres de gluten o las del protocolo autoinmune.


¿Qué es la dieta del protocolo autoinmune?

La dieta del protocolo autoinmune (DPA) es una modificación de la dieta paleolítica (Paleo), esta se fundó con el concepto de que los alimentos producidos a través de la agricultura moderna y la producción industrial no están alineados con la evolución de la dieta. En cambio, la dieta Paleo fomenta el consumo de plantas no cultivadas, como verduras, frutas, raíces y nueces, así como alimentos de origen animal, como pescado, carne magra y huevos.

Por su parte, DPA se basa en un protocolo de eliminación trifásico que consiste en fases de eliminación, mantenimiento y reintroducción. El objetivo de este protocolo es eliminar aditivos dietéticos, emulsionantes y patrones dietéticos occidentales. Además, gracias a estos hábitos se pueden identificar posibles desencadenantes de inflamación intestinal, disbiosis (desequilibrio microbiano) en el tracto gastrointestinal y síntomas de intolerancia alimentaria.

Estos componentes de la dieta se eliminan porque pueden alterar el microbioma gastrointestinal y la barrera intestinal que nos protege contra las sustancias nocivas que cruzan la pared intestinal. Por el contrario, la disbiosis y la alteración de esta barrera están asociadas con la disfunción inmune y el desarrollo de la autoinmunidad.


Lista de alimentos de la dieta del protocolo autoinmune

Lista de alimentos de la dieta del protocolo autoinmune - La Cocina Ortomolecular
Lista de alimentos de la dieta del protocolo autoinmune

La DPA enfatiza la ingesta de alimentos frescos, ricos en nutrientes y sin procesar, incluyen:

  • Caldo de hueso
  • Alimentos fermentados y probióticos
  • Alimentos ricos en ácidos grasos mono y poliinsaturados (aguacates o mariscos)
  • Frutas
  • Carnes no procesadas
  • Carnes de órganos (riñones, hígado, mollejas)
  • Aves de corral (pollo, pavo)
  • Tubérculos (alcachofa de Jerusalén, batata)
  • Vegetales
  • Carnes de caza silvestres (conejo, venado)

Además de los componentes de la dieta, la DPA aborda los factores del estilo de vida. Por ejemplo, intervienen aspectos como el sueño, el control del estrés, la formación de un sistema de apoyo y la actividad física.


El plan de dieta del protocolo autoinmune

Durante la primera fase de la DPA, el paciente debe restringir los siguientes componentes y sustancias de su dieta:

  • Alcohol
  • Todos los granos y cereales
  • Café
  • Lácteos
  • Huevos
  • Aditivos alimentarios (colorantes y conservantes)
  • Aceites de semillas industriales (cártamo, girasol)
  • Legumbres
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos
  • Nueces y semillas
  • Azúcares refinados y/o procesados

La segunda fase es de mantenimiento. Esto implica mantener la eliminación de los factores anteriores. La duración de la fase de mantenimiento varía según el individuo, y debe seguirse hasta que el bienestar y los síntomas mejoren notablemente. Consulta con tu médico para obtener asesoramiento dietético individual.

Por último, la fase tres es de reintroducción, lo que implica volver de manera gradual a algunos alimentos o grupos de alimentos. Esto permite que el individuo identifique componentes dietéticos específicos que pueden estar asociados con ciertos síntomas.


¿Cómo funciona la DPA?

Una vez seguidas las fases mencionadas puedes comprobar que los resultados dan sus frutos, beneficios como:

  • Reequilibrio de la microbiota intestinal.
  • Reducción del número de bacterias proinflamatorias.
  • Regulación de la respuesta inmune.
  • Curación de la mucosa gastrointestinal.
  • Proporción de nutrientes beneficiosos.

¿Qué dicen los estudios?

La investigación clínica sobre la DPA ha demostrado mejoras en personas con afecciones autoinmunes, incluida la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y la tiroiditis de Hashimoto (HT).

EII y Tiroiditis de Hashimoto - La Cocina Ortomolecular
DPA y enfermedad inflamatoria intestinal y Tiroiditis de Hashimoto

DPA para enfermedad inflamatoria intestinal

Las enfermedades inflamatorias del intestino, incluidas la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, es caracterizan por una respuesta inmune irregular en el tracto gastrointestinal. Múltiples ensayos clínicos han examinado los efectos de la dieta DPA con una fase de eliminación de seis semanas y una fase de mantenimiento de otras cinco en individuos con EII.

Un estudio que siguió esta estructura encontró que la mayoría de los participantes (73%) lograron y mantuvieron la remisión de su condición durante las dos primeras fases. Una segunda prueba de la dieta DPA en individuos con EII sugirió que la calidad de vida puede mejorar en tan solo tres semanas después de la dieta. A partir de las tres semanas, se observaron mejoras en el estrés, la frecuencia de las deposiciones y la capacidad de realizar actividades de ocio. En un tercer estudio que siguió este formato en adultos con EII activa, la intervención dietética se asoció con síntomas mejorados e inflamación de los tejidos observados por endoscopia.

Por lo tanto, estos estudios sugieren que la Dieta del Protocolo Autoinmune puede ayudar a mejorar los síntomas y la actividad de la enfermedad inflamatoria. No obstante, los autores afirman que se requieren ensayos controlados aleatorios para explorar más a fondo los efectos a largo plazo y las posibles aplicaciones del protocolo dietético.

DPA para la tiroiditis de Hashimoto

Por otra parte, un estudio piloto evaluó el efecto de la DPA como parte de un programa de intervención de estilo de vida más amplio en mujeres adultas con tiroiditis de Hashimoto. Se trata de una condición autoinmune que resulta en una actividad reducida de la glándula tiroides (hipotiroidismo).

Los resultados del estudio incluyeron una disminución en el recuento de glóbulos blancos y una disminución de la proteína C reactiva de alta sensibilidad (hs-CRP). Esto sugiere que la DPA puede modular el sistema inmunitario y reducir la inflamación. En general, se descubrió que el programa de dieta mejora los síntomas y la calidad de vida relacionada con la salud en mujeres con Hashimoto.


Conclusión

¿Es la dieta del protocolo autoinmune la mejor dieta para enfermedades de este tipo?

La DPA es una intervención sugerida para abordar las condiciones autoinmunes minimizando los factores dietéticos asociados con la inflamación y la autoinmunidad. Se han observado beneficios de esta intervención en individuos con EII y tiroiditis de Hashimoto.

De todas formas, se necesitan ensayos más largos y bien diseñados para establecer aún más sus efectos. Como siempre, se recomienda trabajar con un profesional integrador que pueda ayudarte a implementar modificaciones dietéticas de manera segura y efectiva para tus necesidades individuales.


Referencias

1. Abbott, R. D., Sadowski, A., & Alt, A. G. Efficacy of the autoimmune protocol diet as part of a multi-disciplinary, supported lifestyle intervention for Hashimoto’s thyroiditis. Cureus. 2019;11(4), e4556.

2. Arrieta, M. C., Bistritz, L., & Meddings, J. B. Alterations in intestinal permeability. Gut. 2006;55(10), 1512–1520.

3. Chandrasekaran, A., Groven, S., Lewis, J. D., Levy, S. S., Diamant, C., Singh, E., & Konijeti, G. G. (2019). An autoimmune protocol diet improves patient-reported quality of life in inflammatory bowel disease. Crohn’s & Colitis. 2019;360, 1(3), otz019.

4. Chandrasekaran, A., Molparia, B., Akhtar, E., Wang, X., Lewis, J. D., Chang, J. T., … Konijeti, G. G. The autoimmune protocol diet modifies intestinal RNA expression in inflammatory bowel disease. Crohn’s & Colitis. 2019;360, 1(3), otz016.

5. Cosnes, J., Cellier, C., Viola, S., Colombel, J., Michaud, L., Sarles, J., … Mouterde, O. Incidence of autoimmune diseases in celiac disease: Protective effect of the gluten-free diet. Clinical Gastroenterology and Hepatology. 2008;6(7), 753–758.

6. Haase, S., Haghikia, A., Wilck, N., Müller, D. N., & Linker, R. A. Impacts of microbiome metabolites on immune regulation and autoimmunity. Immunology. 2018;154(2), 230–238.

7. Klonoff, D. C. The beneficial effects of a paleolithic diet on type 2 diabetes and other risk factors for cardiovascular disease. Journal of Diabetes Science and Technology. 2009;3(6), 1229–1232.

8. Konijeti, G. G., Kim, N., Lewis, J. D., Groven, S., Chandrasekaran, A., Grandhe, S., … Torkamani, A. Efficacy of the autoimmune protocol diet for inflammatory bowel disease. Inflammatory Bowel Diseases. 2017;23(11), 2054–2060.

9. Morris, G., Berk, M., Carvalho, A., Caso, J., Sanz, Y., & Maes, M. The role of microbiota and intestinal permeability in the pathophysiology of autoimmune and neuroimmune processes with an emphasis on inflammatory bowel disease, type 1 diabetes, and chronic fatigue syndrome. Current Pharmaceutical Design. 2016;22(40), 6058–6075.

10. Mu, Q., Kirby, J., Reilly, C. M., & Luo, X. M. Leaky gut as a danger signal for autoimmune diseases. Frontiers in Immunology. 2017;8.

11. Odenwald, M. A., & Turner, J. R. The intestinal epithelial barrier: A therapeutic target? Nature Reviews Gastroenterology & Hepatology. 2016;14(1), 9–21.

12. Peterson, C. T., Sharma, V., Uchitel, S., Denniston, K., Chopra, D., Mills, P. J., & Peterson, S. N. Prebiotic potential of herbal medicines used in digestive health and disease. The Journal of Alternative and Complementary Medicine. 2018;24(7), 656–665.

13. Pyzik, A., Grywalska, E., Matyjaszek-Matuszek, B., & Roliński, J. Immune disorders in Hashimoto’s thyroiditis: What do we know so far? Journal of Immunology Research. 2015;1–8.

14. Sander, G. R., Cummins, A. G., & Powell, B. C. Rapid disruption of intestinal barrier function by gliadin involves altered expression of apical junctional proteins. FEBS Letters. 2005;579(21), 4851–4855.

15. Vieira, S. M., Pagovich, O. E., & Kriegel, M. A. Diet, microbiota and autoimmune diseases. Lupus. 2014;23(6), 518–526.


Autor invitado

Mikel García Iturrioz
Mikel García Iturrioz

Director técnico de Misohi Nutrición y Cosmética

Anímate! Deja tus comentarios aquí: