Todas las publicaciones archivadas en: Encurtidos

encurtidos-y-fermentados-la-cocina-ortomolecular

Encurtidos y Fermentados

Un método de conservación y aumento del valor nutritivo de los alimentos Cómo hacer encurtidos vegetales en casa Los encurtidos son alimentos vegetales que han sido fermentados en una solución de agua y sal marina. Poseen un importante efecto probiótico Este método de cocción de alimentos tiene también la propiedad de hacer de conservante Se pueden preparar encurtidos de todo tipo de vegetales Para prepararlos necesitaremos vegetales de nuestro gusto (pepinillos, rabanitos, zanahorias, etc.) que deberemos cortar en rodajas muy finas o bastoncillos Un frasco de cristal con tapa (previamente esterilizado) Agua filtrada y sal marina Una vez cortados los vegetales los colocaremos en el frasco de cristal. Previamente prepararemos un litro de agua con 2 cucharadas de sal marina bien disueltas e introduciremos los vegetales cortados Debemos guardarlo en un lugar oscuro y seco durante al menos una semana, y una vez abiertos en la nevera Si es de nuestro agrado siempre podemos incluir en la preparación alguna especia o hierba aromática Otra forma de hacer encurtidos (no fermentados) es añadiendo además de sal, …

Encurtidos vegetales no fermentados -La Cocina Ortomolecular

Encurtidos vegetales Cómo hacer encurtidos vegetales caseros

Ingredientes Sal marina (2 cucharadas soperas) Agua filtrada (1 litro) 1 frasco de cristal con tapa esterilizado Verduras varias: rabanitos picantes, zanahorias, pepino Hierbas frescas y especias: albahaca, perejil, granos de pimienta negra o enebro Preparación Lavaremos y cortaremos todas las verduras escogidas en rodajas muy finas o bastoncillos finos. Los colocaremos en el frasco de cristal y añadiremos el litro de agua filtrada y las 2 cucharadas de sal marina, también añadiremos las hierbas finamente picadas y las especias. Cerraremos bien el frasco con su tapa y guardaremos el preparado durante una semana en sitio oscuro y seco. Una vez transcurrido este tiempo, estarán listos para comer y una vez abiertos deberemos guardarlos en la nevera. No te pierdas: