Suplementos, Nutrición infantil
Deja un comentario

6 nutrientes clave para la salud de los niños

6 nutrientes claves para la salud de los niños

No es ningún secreto que los niños necesitan sus vitaminas y minerales. Pero puede ser difícil para un padre saber exactamente qué nutrientes necesita su hijo para un crecimiento y desarrollo óptimos. Las comidas saludables son la mejor fuente de micronutrientes necesarios, pero es habitual que los niños no reciban la cantidad indicada de nutrientes solamente a través de los alimentos.

Por lo tanto, completar los vacíos con los suplementos vitamínicos para niños puede ayudar a tu hijo a satisfacer fácilmente sus necesidades nutricionales.


¿Mi hijo necesita suplementos?

6 nutrientes claves para la salud de los niños - La Cocina Ortomolecular
6 nutrientes clave para la salud de los niños

n un mundo perfecto, los niños obtendrían todos los nutrientes que necesitan de una dieta llena de alimentos frescos y saludables. Sin embargo, los horarios familiares agitados y la dependencia de alimentos ultraprocesados pueden dejar a los niños sobrealimentados y desnutridos.

Estas deficiencias nutricionales no solo socavan el desarrollo saludable de un niño, sino que también pueden aumentar el riesgo de una variedad de condiciones de salud a medida que se convierte en adulto. ¿Tu hijo necesita suplementos? Podría ser si… :

  • No consume alimentos equilibrados a partir de frutas y verduras frescas ricas en nutrientes, proteínas de alta calidad, productos lácteos y cereales integrales.
  • Su dieta se basa principalmente en comida rápida o bocadillos ultraprocesados.
  • Toma muchas bebidas azucaradas.
  • Son quisquillosos con la comida.
  • Sigue una dieta vegetariana o vegana.

Los 6 mejores suplementos para niños

6 nutrientes claves para la salud de los niños - La Cocina Ortomolecular
6 nutrientes clave para la salud de los niños

Un suplemento multivitamínico y/o multimineral diario puede ayudar a los padres a asegurarse de que sus hijos obtengan al menos los nutrientes básicos que necesitan. Recuerda que siempre debes consultar la etiqueta de información del envase para comprobar que contenga las siguientes vitaminas y minerales esenciales:

1. Calcio

Fundamental para el desarrollo de huesos y dientes fuertes. Sin embargo, muchos niños no obtienen las cantidades adecuadas. Según una gran encuesta realizada por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, solo alrededor del 12% de las niñas y el 17% de los niños, de 9 a 13 años, obtienen la cantidad recomendada de calcio al día.

2. Hierro

Esencial para la producción de glóbulos rojos y para la construcción de músculos. Es por ello que el consumo de hierro está ligado al crecimiento físico, al desarrollo neurológico y a la síntesis de algunas hormonas.

La deficiencia de hierro puede ser bastante común en bebés y en adolescentes, especialmente entre las niñas que comienzan a menstruar. Debes tener en cuenta que esta deficiencia suele ser responsable de aproximadamente la mitad de todos los casos de anemia infantil.

3. Magnesio

Es un cofactor en más de 300 reacciones enzimáticas de todo el cuerpo. Ayuda a regular la función muscular y nerviosa, el azúcar en sangre y la presión arterial.

En un estudio con 63 niños, los investigadores encontraron que la cantidad de magnesio consumida y absorbida estaba directamente relacionada con la cantidad de hueso que tenían los niños. Otros estudios sugieren que la suplementación con magnesio reduce la hiperactividad en los niños con déficit de atención e hiperactividad trastorno (TDAH) al ayudar a calmar la excitabilidad neuronal. Esto, a su vez, puede ayudar con el aprendizaje y la memoria.

4. Omega-3

A menos que tu hijo coma pescado graso (por ejemplo, salmón) con regularidad, es posible que necesite complementar su dieta con un ácido graso omega-3. Estas grasas saludables son vitales para el desarrollo del cerebro. Mientras que el 70% del cerebro de un niño se desarrolla al nacer, el 30% restante crece durante la infancia y la niñez.

Los estudios sugieren que el ácido docosahexaenoico (DHA) puede mejorar la función cerebral y el estado de ánimo. Otra investigación señala que los niveles sanguíneos adecuados de omega-3 pueden promover un mejor sueño, reducir el riesgo de desarrollar asma y mejorar la atención, el aprendizaje y el control de los impulsos en los niños con TDAH.

5. Vitamina D

Sirve de ayuda a la hora de absorber calcio en el cuerpo del niño. Asimismo, mejora la inmunidad y juega un papel importante en el desarrollo saludable del cerebro. A pesar de su importancia para la buena salud, muchos niños no obtienen suficiente cantidad de este nutriente fundamental.

Los niños que se exponen poco tiempo al sol, aquellos que viven en climas del norte o, incluso, los bebés que son alimentados exclusivamente con leche materna pueden quedarse cortos, ya que la leche materna generalmente es baja en vitamina D. Los niveles bajos pueden detener el crecimiento y, en casos extremos, aumentar el riesgo de raquitismo. Si bien la dosis recomendada es de 400 UI de vitamina D3 al día, muchos médicos e investigadores creen que se necesitan cantidades más altas. En caso de duda se recomienda consultar con el médico para que valore la situación de cada niño.

6. Zinc

Un importante mineral que juega un papel clave en el crecimiento y diferenciación celular, así como en el metabolismo. También es crucial para mejorar la salud del sistema inmunológico. Una revisión de 36 estudios encontró que la suplementación diaria con zinc mejoró la capacidad de un niño para crecer más alto en comparación con los niños que no tomaron suplementos. Debes tener en cuenta que las dosis altas (más de 20 mg al día) pueden, con el tiempo, causar una deficiencia de cobre.


Suplementos para situaciones especiales

6 nutrientes claves para la salud de los niños - La Cocina Ortomolecular
6 nutrientes clave para la salud de los niños

Asegúrate de que tu hijo obtenga las vitaminas y minerales necesarios; de esta forma, podrás brindarle la ventaja nutricional que necesita para una salud óptima. Pero a veces los niños necesitan algo más que lo básico. Destacamos a los suplementos de probióticos específicamente formulados para los niños que pueden reforzar el bienestar de los niños junto con los nutrientes mencionados anteriormente.

Probióticos para problemas digestivos

Las afecciones del estómago son un mal común en muchos niños. Se puede tratar de cólicos, malestar estomacal, estreñimiento o un ataque de diarrea, los problemas digestivos cotidianos pueden aliviarse con la adición de un suplemento probiótico.

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill informan que la fórmula que contiene un probiótico específico, Lactobacillus reuteri, puede reducir el tiempo de llanto en los bebés con cólicos. Por otra parte, se ha descubierto que otras dos cepas probióticas, Lactobacillus rhamnosus GG y Saccharomyces boulardii, alivian la gastroenteritis aguda. Estas cepas también son eficaces contra la diarrea asociada a antibióticos. Los probióticos están disponibles en gotas para bebés y en cápsulas para niños mayores. Consulta la etiqueta para comprobar que las cepas se adaptan a las necesidades de tu hijo.


Conclusión

En resumen, los suplementos pueden ayudar a que un niño obtenga todos los nutrientes que necesita para una buena salud y un desarrollo adecuado, especialmente si sigue una dieta que no es la ideal. Su pediatra puede contribuir a la hora de marcar la dosis adecuada según la edad, el peso y el estadio del niño. Por último, al elegir un suplemento debes tener en cuenta las marcas de alta calidad diseñadas específicamente para niños.


Autor colaborador de La Cocina Ortomolecular: Mikel García Iturrioz de Misohi Nutrición

Mikel García Iturrioz
Mikel García Iturrioz

Director técnico de Misohi Nutrición y Cosmética

Referencias

1. Redecilla Ferreiro S, Morális López LA, Moreno Villares JM, et al. Position paper on vegetarian diets in infants and children. Committee on nutrition and breastfeeding of the Spanish Paediatric Association. An Pediatr (Barc). 2019 Dec 19.

2. Lopez A, Cacoub P, Macdougall IC, et al. Iron deficiency anaemia. Lancet. 2016;387(10021):907-16.

3. Singh M. Essential fatty acids, DHA and human brain. Indian J Pediatr. 2005;72(3):239-42.

4. Stonehouse W. Does consumption of LC omega-3 PUFA enhance cognitive performance in healthy school-aged children and throughout adulthood? Evidence from clinical trials. Nutrients. 2014;6(7):2730-58.

5. Montgomery P, Burton JR, Sewell RP, et al. Fatty acids and sleep in UK children: subjective and pilot objective sleep results from the DOLAB study – a randomized controlled trial. J Sleep Res. 2014;23(4):364-88

6. Derbyshire E. Do omega-3/6 fatty acids have a therapeutic role in children and young people with ADHD? J Lipids. 2017;2017:6285218.

7. Weydert JA. Vitamin D in children’s health. Children (Basel). 2014;1(2):208-26.

8. Dawodu A, Zalla L, Woo JG, et al. Heightened attention to supplementation is needed to improve the vitamin D status of breastfeeding mothers and infants when sunshine exposure is restricted. Matern Child Nutr. 2014;10(3):383-97.

9. Casey CF, Slawson DC, Neal LR. Vitamin D supplementation in infants, children, and adolescents. Am Fam Physician. 2010;81(6):745-8.

10. Imdad A, Bhutta ZA. Effect of preventive zinc supplementation on linear growth in children under 5 years of age in developing countries: a meta-analysis of studies for input to the lives saved tool. BioMed Central Public Health. 2011;11(Suppl 3):S22.

11. Larson CP, Roy SK, Khan AI, et al. Zinc treatment to under-five children: Applications to improve child survival and reduce burden of disease. J Health Popul Nutr. 2008;26(3):356-65.

12. Hojsak I. Probiotics in children? What is the evidence? Pediatr Gastroenterol Hepatol Nutr. 2017;20(3):139-46.

Archivado en: Suplementos, Nutrición infantil

by

Nutricionista ortomolecular, asesora en alimentación sana y natural, superalimentos, y alimentación terapéutica. Autora de este blog y de bionutricionortomolecular.com. Mis libros: La dieta de la bionutrición celular y Los aditivos y otros venenos, ¿necesarios? (Mandala Ediciones)

Anímate! Deja tus comentarios aquí: